La actividad forma parte de una campaña para demandar políticas de que favorezcan los

 

Santander, 24 de noviembre de 2009

La Escuela Universitaria de Enfermería de la Universidad de Cantabria acogerá la charla titulada “Salud y Derechos Humanos” como parte de la campaña “Exige dignidad” puesta en marcha por Amnistía Internacional. En ella, el coordinador de Amnistía en Cantabria, Juan Herrera, y los doctores Miguel Ángel Cortés e Íñigo Romón, aportarán algunas pinceladas sobre los principios que sostienen la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como las conexiones existentes entre los Derechos y la demanda de políticas de salud activas.

 

La actividad se llevará a cabo en el aula “Pilar Río” de la Escuela el viernes, 27 de noviembre, a las 12 horas y se completará con una exposición de carteles en la que se explican los objetivos de la campaña “Exige dignidad”.

 

Amnistía Internacional, dentro de su campaña “Exige dignidad” pretende animar a la ciudadanía y crear presión social para exigir a los gobiernos, organizaciones internacionales y empresas la toma de medidas que promuevan la salud. Igualmente, dentro de este movimiento, es fundamental la participación de los profesionales sanitarios, tanto para su realización práctica como para el apoyo en la formación de opinión y definición de políticas y acciones de salud.

 

Por otra parte, los profesionales de la salud pueden encontrar en la práctica diaria situaciones en las que los derechos humanos se encuentran en riesgo (emigrantes, detenidos, víctimas de conflictos…) y deben hacer valer su vocación de cuidado y protección de los pacientes.

 

El Derecho a la Salud es una parte fundamental de los Derechos Humanos, que enlaza directamente con el derecho a la vida y la integridad física. Sin embargo, sabemos que miles de millones de personas no tienen acceso a las medidas básicas que garanticen su salud. Esta situación es fruto de circunstancias sociales, económicas y políticas concretas y, por tanto, debe ser corregida para que esos millones de personas puedan ejercer su derecho a la vida y la dignidad.