La publicación recoge también un trabajo realizado por Javier Casalí y Rafael Giménez en las Bardenas Reales

Pamplona-Iruña, 19 de noviembre de 2009

Dos profesores del Departamento de Proyectos e Ingeniería Rural de la Universidad Pública de Navarra han participado como editores invitados en un volumen especial publicado por la prestigiosa revista británica Earth Surface Processes and Landforms. En concreto, se trata de Javier Casalí Sarasíbar, profesor titular del Área de Ingeniería Agroforestal y responsable del Grupo de Investigación de Hidrología, Riegos y Análisis Estructural, y de Rafael Gímenez, miembro de este mismo grupo y profesor también del Área de Ingeniería Agroforestal. También ha participado como editor invitado el profesor Sean Bennett, de la Universidad de Buffalo (EEUU).

Este volumen especial recopila algunos de los principales trabajos científicos sobre erosión por cárcavas (gully erosion) que se presentaron en 2007 en el IV International Symposium on Gully Erosion, organizado por este Grupo de Investigación y dirigido por Javier Casalí y Rafael Giménez. En concreto, este número de la revista británica incluye un editorial escrito por los dos profesores de la UPNA y doce trabajos. En uno de ellos, titulado Mediciones fotogramétricas de alta resolución en cárcavas con morfología contrastante, participaron Casalí y Jiménez junto a otros investigadores alemanes y holandeses.

El objetivo del presente trabajo fue investigar cómo las mediciones en tres dimensiones de cárcavas (canales erosionados por el agua de escorrentía) a través de fotogrametría eran afectadas por la morfología de las mismas. La experimentación se llevó a cabo en Bardenas Reales de Navarra, donde se midieron a campo secciones transversales de  5 cárcavas de morfología y tamaños contrastantes. Estas mediciones sirvieron como valores de referencia para analizar el error asociado a similares determinaciones pero efectuadas utilizando fotogrametría de alta resolución (tamaño del pixel en tierra: 16 mm).

A pesar de que estos estudios se llevaron a cabo usando una plataforma aérea de  baja altura (una cometa adaptada) y con imágenes de pequeño formato, los resultados  podrían extrapolarse al análisis de grandes cárcavas (de varios metros de ancho y/o profundidad) con el uso de técnicas y medios convencionales (usando un avión/avioneta en lugar de una cometa).