El proyecto Barcelona Knowledge Campus (BKC), presentado por la Universidad de Barcelona y la Universidad Politécnica de Cataluña, ha sido reconocido como el mejor con una dotación presupuestaria de 21 millones de euros, por una comisión internacional liderada por el Ministerio de Educación. BKC será un motor impulsor de la actividad científica, social y empresarial del entorno territorial de Barcelona, desde la perspectiva de la multiplicación de las capacidades que atesoran estas dos instituciones. La vocación internacional de ambas universidades y la premisa de propiciar un cambio en el modelo económico que transforme su entorno son los cimientos de la propuesta.

Sumar para multiplicar

La agregación de las dos universidades catalanas, complementarias en algunos casos y líderes por separado en ámbitos específicos de formación, investigación y trasferencia del conocimiento, han sido fundamentales para considerar que el BKC debe ser Campus de Excelencia Internacional.

El rector de la UB, , se ha felicitado y ha expresado «sentirse muy orgulloso por conseguir situar a la UB y la UPC a la cabeza de las universidades españolas». En este sentido ha manifestado que «con el BKC se demuestra que el todo es más que la suma de las partes. Nuestro proyecto es y será 1 + 1 = 3. Somos dos universidades y un proyecto de excelencia».

Por su parte, el rector de la UPC, , ha asegurado que «este reconocimiento a la excelencia es el lógico resultado al trabajo que ambas universidades vienen desarrollando gracias al esfuerzo de muchas personas que, con recursos limitados, desarrollan su trabajo seguras de que la universidad es motor del progreso y el bienestar social, cultural y económico del país”. El rector ha añadido también que este reconocimiento debe permitir consolidar el BKC como un polo de atracción de talento a escala internacional.

El entorno del BKC es un espacio universitario en el que se sumarán las capacidades de dos de los polos de conocimiento más activos y potentes del sur de Europa. En total, 227 Ha. con una superficie construida de medio millón de metros cuadrados en los que se encuentran 16 centros docentes, 90 departamentos y 15 bibliotecas que constituyen una red de conocimiento en expansión.

Más de 42.000 estudiantes se mueven cada día en el entorno del campus para cursar las 53 titulaciones de grado que se ofrecen y otras 6.700 personas para realizar estudios de postgrado y doctorado. En la formación de esta comunidad intervienen los 3.700 miembros del personal docente e investigador y unos 2.250 miembros del personal de administración y servicios con su apoyo en la gestión.

Desarrollo científico y tecnológico

Emprendedoras, creadoras de conocimiento, de patentes, de innovación, creativas, transferidoras de tecnología… ambas universidades están desarrollando ya un papel clave como agentes transmisores de sus resultados a las empresas y, en general, a la sociedad.

La suma de las capacidades de la UB y la UPC en este ámbito son el fruto del la actividad de 314 grupos de investigación, de 6.800 investigadores, de 23 centros científicos y tecnológicos y de 47 “spin off”. La presencia del Parque Científico de Barcelona adscrito a la UB y del Parque de Investigación e Innovación de la UPC pone sobre este entorno el foco de investigadores de todo el mundo.

El punto fuerte del BKC es, según el rector Dídac Ramírez, «a capacidad de integración de dos universidades, la complementariedad y la calidad que ambas tenemos. Con el BKC nos convertimos en el campus más importante del sur de Europa, donde el estudiante sigue siendo la prioridad de nuestra política universitaria». Por su parte, el rector de la UPC, ha destacado en este ámbito que «la actividad de la UB y la UPC en el marco del BKC representa el 25,7 % del PIB en I+D+I de Cataluña».

La proyección internacional

Cada año, el campus intercambia un millar de estudiantes con otras universidades de prestigio internacional de los cinco continentes que, a su vez, envían aproximadamente otro millar de estudiantes a completar su formación. Punto de referencia del sur de Europa, el campus se ve potenciado por disponer de 9 masters integrados en el programa Erasmus Mundus -creado por la Unión Europea para atraer estudiantes muy calificados a otros países para que cursen programas formativos organizados conjuntamente por universidades del continente-, así como por el hecho de impartir una veintena de titulaciones íntegramente en lengua inglesa.

El campus es, pues, un foco de talento internacional por la calidad de sus programas de postgrado y doctorado, y un imán para la atracción de talento intensificado por las sinergias de redes y alianzas estratégicas internacionales.

La integración en la ciudad de Barcelona

BKC es un campus urbano, que se integra en la ciudad para ser un modelo de cómo la universidad puede contribuir a su transformación. Desde esta perspectiva, la UB y la UPC han generado el modelo a partir del Portal del Coneixement -el Portal del Conocimiento- un proyecto de las dos universidades que se orientaba a incrementar la eficiencia de compartir un espacio urbano común. El Portal tiene su base en el Plan Director del Portal del Coneixement, que el Ayuntamiento de la Ciudad Condal aprobó en 2001 con el objetivo de mejorar la accesibilidad, sistematizar los espacios libres, racionalizar las iniciativas previstas sobre los grandes equipamientos y estructurar la ordenación de las nuevas edificaciones de la zona.

Esa intersección de voluntades llevó a la UB, a la UPC y al Ayuntamiento de Barcelona a colaborar para potenciar los ámbitos del conocimiento presentes en la zona y hacerlos más presentes en el contexto de la ciudad. Conocimiento e innovación conviven -y lo harán aún más en el futuro-en el espacio público de la ciudad abriéndose a ella.

Un urbanismo universitario, accesible y sostenible construye en esta zona de Barcelona un nuevo modelo de intercambio y de comunicación, que ha de dar lugar por ejemplo a actividades abiertas a los ciudadanos, a la mejora de las instalaciones deportivas en un entorno natural adecuado y a la promoción de nuevos espacios museísticos.

El campus estará totalmente adaptado a las personas con movilidad reducida y será un referente internacional en el desarrollo de las tecnologías asistidas, un área de investigación en el que el campus destaca.

Antoni Giró ha añadido que «el BKC Campus ayudará a consolidar la ciudad de Barcelona como la ciudad del conocimiento».

Apoyo estratégico

La Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona, la Cámara de Comercio de Barcelona -a través de diversos programas de dinamización de la relación entre la universidad y la empresa- y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas -que dispone de 8 centros en la zona del BKC- son las instituciones agregadas al proyecto del Barcelona Knowledge Campus (BKC).

A ellas, se suma el apoyo y la colaboración de una veintena de asociaciones y redes internacionales en las que participan las dos instituciones, así como la capacidad del entramado de centros de investigación con los que las dos universidades mantienen acuerdos de colaboración o participación.

Según Dídac Ramírez, la agregación y la suma de apoyos «avalan la buena relación que la Universidad de Barcelona y la Universidad Politécnica de Cataluña tienen con su entorno más inmediato, que es fruto de una política basada en el esfuerzo y la mejora continua. Nuestro objetivo es seguir trabajando. El BKC es un precedente de excelencia a la que aspiramos para el resto de nuestros campus».

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Política universitariaUniversidades de Cataluña

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed