Trabaja en Australia en el proyecto de la Fundación Bill & Melinda Gates para erradicar la enfermedad, que afecta al año entre 50 y 100 millones de personas

Pamplona-Iruña, 19 de noviembre de 2009

Iñaki Iturbe-Ormaetxe Vivanco trabaja desde hace nueve años en la Universidad de Queensland (Australia) y forma parte del proyecto de la Fundación Bill & Melinda Gates para erradicar el dengue. Con motivo de las Semanas de la Ciencia, este licenciado en Bioquímica por la Universidad del País Vasco ofreció en el Instituto de Agrobiotecnología la conferencia “Control del dengue utilizando Wolbachia, una bacteria que acorta la vida de los mosquitos” y explicó en qué consiste este proyecto en el que están involucrados Australia, Estados Unidos, Tailandia, Vietnam y Japón y donde él se encarga de las cuestiones de genética y microscopía.

El Instituto de Agrobiotecnología -un centro mixto de la UPNA, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y el Gobierno de Navarra- acogió ayer la conferencia impartida por Iñaki Iturbe-Ormaetxe, que, ante medio centenar de científicos e investigadores, explicó el desarrollo del proyecto para erradicar el dengue. Este virus transmitido por la picadura del mosquito Aedes aegypty y para el que no existe vacuna efectiva, infecta anualmente entre 50 y 100 millones de persona y causa la muerte de 25.000 a 40.000 personas. “Se trata de un mosquito predominante en zonas tropicales, pero es un mosquito urbano, que cría en recipientes y depósitos de agua y que se alimenta exclusivamente de sangre humana”.

En el transcurso de su charla presentó datos recientes del proyecto, que en la actualidad ha pasado de la fase de laboratorio a la fase aplicada. Se sabe que sólo los mosquitos hembra pican, porque necesitan sangre para producir sus huevos, y que sólo los ejemplares adultos son capaces de transmitir el virus a los humanos, porque han tenido tiempo suficiente para replicarlo en cantidad suficiente en su interior.

Los investigadores han descubierto también que si estos mosquitos son infectados por la bacteria Wolbachia, ésta no sólo acorta su vida y afecta a su picadura sino que bloquea casi por completo el virus del dengue y otros parásitos. “Hemos visto que en los tejidos de un mosquito donde hay bacteria Wolbachia, no puede vivir el virus del dengue. Además, los mosquitos infectados con Wolbachia viven la mitad del tiempo que los mosquitos sanos, son individuos débiles y no pican tan bien – explicó Iturbe-Ormaetxe-, y sabemos que Wolbachia es capaz de pasar a la siguiente generación siempre que las hembras estén infectadas”.

Ensayo piloto

El reto que tienen planteado es incapacitar a los mosquitos para transmitir el virus del dengue. A finales de 2010 está previsto realizar una suelta de mosquitos infectados con Wolbachia en una zona de Australia donde existe la transmisión del dengue, y conseguir que las futuras generaciones de mosquitos apenas consigan individuos que lleguen a la edad adulta, con lo que esto podría eliminar la transmisión del virus.
Actualmente se está realizando un ensayo piloto en Cairns (Australia), donde han recreado en dos instalaciones el hábitat de los mosquitos. “Hemos liberado un 10% de mosquitos infectados con Wolbachia y el 90% sin infección, y en tres meses veremos cómo evolucionan las colonias, si la proporción de los primeros aumenta y si son capaces de reproducirse o no”.

Iñaki Iturbe-Ormaetxe Vivanco es Licenciado en Bioquímica por la Universidad del País Vasco. En su Doctorado, realizado en el CSIC (Zaragoza), trabajó en los mecanismos de defensa de leguminosas frente a estreses ambientales. Posteriormente cursó un Master en Ingeniería Química en Instituto de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Manchester y durante 4 años trabajó en el John Innes Institute, en Norwich, Inglaterra. En 2001 pasó a la Universidad de Queensland (Australia), donde continúa trabajando en la actualidad, principalmente en el campo de los parásitos bacterianos e insectos. Su investigación está relacionada con la genómica y la biología de Wolbachia, el estudio de su efecto en insectos y su aplicación para el control de enfermedades transmitidas por mosquitos.

Semanas de la Ciencia, Tecnología e Innovación es una iniciativa promovida por el Ministerio de Ciencia e Innovación y coordinada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). En Navarra, el Gobierno Foral y la Agencia Navarra de Innovación coordinan a la treintena de instituciones y entidades relacionadas con la I+D+i que en esta edición han organizado diferentes actividades.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaNoticiasUniversidades de Navarra

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed