El rector de la Universitat Jaume I, Francisco Toledo, y la vicerrectora de Calidad Educativa y Armonización Europea, Rosa Grau, han mantenido una reunión con representantes de la Consellería de Sanidad para abordar aspectos relacionados con la implantación de los nuevos grados de Medicina y Enfermería en la universidad castellonense. En la reunión, el secretario autonómico de Sanidad, Luis Rosado; el subsecretario, Alfonso Bataller y el jefe de Área de Inspección, Evaluación y Ordenación de la Consellería, Joaquín Andani, han mostrado la total disposición de la Consellería de Sanidad para la que los estudios en Medicina y Enfermería empiecen a impartirse en la UJI lo más pronto posible, es decir, el próximo curso académico. De hecho, se ha creado una comisión conjunta entre Universidad y Consellería para confeccionar el convenio de colaboración entre ambas instituciones para la utilización de las instalaciones sanitarias en la investigación y la docencia universitaria. Este convenio, que se espera esté firmado a principios de enero, se aplicará conjuntamente a las dos nuevas titulaciones y servirá para abrir la red hospitalaria a la Universitat Jaume I para que tanto profesorado como estudiantado realicen su actividad en la misma. En este sentido, desde Consellería de Sanidad se ha manifestado la voluntad de, sin excluir a ningún hospital, centrar la atención en el Hospital de La Plana y el Hospital General de Castellón. Además, el convenio también facilitará que las instituciones hospitalarias puedan albergar transitoriamente labores docentes hasta que la nueva facultad esté construida.

Según el rector de la UJI, Francisco Toledo, la reunión ha resultado “muy positiva y con un ambiente muy favorable, como se esperaba, y en todo momento se ha mostrado la mejor disposición para que ambdos grados sean una realidad, como demuestra el hecho de que Alfonso Bataller forme parte de la Comisión Mixta Universidad-Sociedad del grado de Medicina”.