Un proyecto interuniversitario sobre la justicia civil europea y la e-justicia, promovido por profesores de Derecho Procesal de la Universidad Complutense, ha sido seleccionado por la Comisión Europea con aprobación del presupuesto propuesto, que asciende a un total de 451.900 euros, de los que la Comisión aportará el 80%, es decir, 361.580 euros. Por la elevada cuantía de la ayuda concedida y el número de universidades y profesores participantes, se considera un proyecto sin precedentes.

Bajo la dirección de Andrés de la Oliva Santos, catedrático de Derecho Procesal de la Universidad Complutense, el proyecto se desarrollará a lo largo de 2010 y 2011 con un objetivo doble: estudiar el Derecho Civil Procesal Europeo y analizar las experiencias y las posibilidades del uso de la electrónica en la justicia civil. El proyecto incluye la difusión de los resultados entre todos los operadores jurídicos, como abogados, fiscales y jueces.

Un total de 45 profesores de Derecho procesal, internacional y comparado forman parte del proyecto, en el que, junto a la Universidad Complutense de Madrid, participan también otras seis universidades públicas españolas (Almería, Granada, Jaén, Rey Juan Carlos, Valencia y Valladolid), dos francesas (Paris I-Sorbonne y Paris X-Nanterre) y cinco italianas (Bolonia, Brescia, Florencia, Pavía y Urbino), así como la privada CEU-Herrera Oria de Valencia.