El grupo de investigación dirigido por Juan Bisquert en la Universitat Jaume I de Castellón ha obtenido un proyecto para la investigación científica y tecnológica de nuevos tipos de células solares basadas en nanotecnologías. El proyecto, denominado “Células solares nanodiseñadas de bajo coste basadas en nanocristales semiconductores”, será financiado por el Ministerio de Ciencia en Innovación con 250.000 euros para un periodo de tres años. El proyecto se realiza dentro de una convocatoria del Programa Nacional de Internacionalización de la I+D en el Plan E dirigida a impulsar la cooperación entre España y Japón en el ámbito de las nanotecnologías y los nuevos materiales para los retos medioambientales y el desarrollo sostenible, y su aplicación a la mejora de la eficiencia energética en la producción, almacenamiento, transporte o conversión de energías renovables.

Esta convocatoria ha sido altamente competitiva, ya que se presentaron 61 propuestas de los centros de investigación punteros a escala nacional en el ámbito de las Nanotecnologías, de las cuales se financiarán ocho proyectos. Los otros centros que realizarán estos proyectos, además de la UJI, son la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad de Alicante, la Universidad de Castilla-La Mancha, y varios laboratorios del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

El proyecto del grupo de la UJI prestará especial atención al fascinante conocimiento científico en nuevos materiales y nanocompuestos que pueden contribuir a la conversión fotovoltaica. Particularmente se exploraran nuevas células solares basadas en componentes minúsculos de materiales, denominados “puntos cuánticos”. Los puntos cuánticos son unidades de semiconductores de tamaño tan pequeño que intervienen acusadamente las propiedades ondulatorias de la materia, y por eso se pueden modificar fácilmente las propiedades ópticas y electrónicas simplemente regulando el tamaño de las partículas. Actualmente la luminiscencia de los puntos cuánticos se aplica para realizar marcadores de células en biotecnología.

El proyecto de la UJI investigará la aplicación de nanocristales para realizar eficientemente la conversión de luz a electricidad, cosa que requiere integrarlos en otras estructuras adecuadas para realizar dispositivos robustos y duraderos. Esta es una condición esencial para que los resultados se puedan transferir a la industria. El desarrollo del proyecto se basa en las investigaciones llevadas a cabo por Iván Mora Seró, del grupo de Bisquert, en colaboración con el grupo de Taro Toyoda, en Japón, que ya ha dado lugar a un trabajo conjunto publicado en la prestigiosa revista Accounts of Chemical Research, sobre las propiedades de las células solares de puntos cuánticos. Bisquert también ha promovido la realización del primer congreso internacional sobre este tema, que tendrá lugar en Jerusalén en febrero de 2010.

Bisquert ha señalado que para que la UJI se convierta en un verdadero centro de excelencia debería ser prioritario estabilizar investigadores jóvenes de alto nivel como Iván Mora, capaces de ganar convocatorias de I+D competitivas, publicar en revistas de alto impacto y realizar patentes para su explotación, sobre la base de nuevos descubrimientos científicos.

Más información:

http://www.elp.uji.es/jb.htm

http://www.hopv.org/SSSC10/

http://www.consoliderhope.uji.es/

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaUniversidades de la Comunidad Valenciana

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed