– Representantes de distintas instituciones navarras han acudido a la presentación, entre ellos el consejero Álvaro Miranda y el secretario general del PSN, Roberto Jiménez

El proyecto Universidad de Navarra-Horizonte 2015 superó el pasado mes de octubre la primera fase de la , impulsada por los Ministerios de Educación y de Ciencia e Innovación. Hoy, día 25, junto con otras 17 universidades candidatas, se ha presentado a la siguiente etapa que consiste en defender el proyecto ante una comisión internacional formada por 9 expertos.
Como se sabe, la convocatoria del Gobierno establece como objetivo “situar a las universidades españolas entre las mejores de Europa, además de apoyar la promoción y consolidación de las fortalezas del conjunto de las universidades españolas, reforzando su diversificación. Asimismo, se pretende afrontar retos tales como la atracción de los mejores estudiantes e investigadores y la competencia por ubicar instalaciones científicas y empresas de alto valor añadido en los entornos de los campus universitarios”.
La delegación que defiende el proyecto la encabeza el rector, Ángel J. Gómez-Montoro. También participan María Iraburu, vicerrectora de Alumnos y Extensión Universitaria, que lo expone ante el jurado; Alfonso Sánchez-Tabernero, vicerrector de Relaciones Internacionales; Igor Errasti, administrador general; José María García Hoz, presidente de Alumni; y Fernando de la Puente, director de I+D de la Universidad de Navarra.
Este grupo está apoyado por autoridades de la Comunidad foral, que se han desplazado a Madrid, como Álvaro Miranda, vicepresidente del Gobierno y consejero de Economía y Hacienda; Roberto Jiménez, secretario general del PSN; José Iribas, teniente alcalde del Ayuntamiento de Pamplona; José Manuel Ayesa, presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra; José María Aracama, director general de Sodena; y Pedro González, director general de Universidades.
El consejero Álvaro Miranda señaló que la educación es uno de los pilares para el futuro. “Si apostamos por ella, apostamos por el futuro y en ese futuro está la Universidad de Navarra, que seguirá siendo una de las claves para el desarrollo de Navarra”.
Por su parte, Roberto Jiménez, secretario general del PSN, definió el proyecto Horizonte 2015 como “ambicioso, acorde a los nuevos tiempos”. Según dijo, con esta propuesta el centro académico se proyecta al futuro y también proyecta a la Comunidad foral. “La labor de la Universidad de Navarra durante estos 57 años ha sido muy importante para el desarrollo de esta Comunidad y con esta iniciativa conseguiremos una sociedad más rica, más formada, y en definitiva, más próspera”.

De acuerdo con las bases de la convocatoria, del proyecto Universidad de Navarra-Horizonte 2015, inspirado en los principios de interdisciplinariedad, internacionalidad e implicación social, cabe destacar cuatro áreas:

1. Investigación y desarrollo. Se prevé construir un edificio para la puesta en marcha de tres centros de investigación: Bioingeniería, Enfermedades Olvidadas y Nutrigenómica.

El de Bioingeniería constaría de 100 investigadores, distribuidos en cuatro áreas: Biorrobótica y Simulación, Ingeniería de Tejidos, Imagen Biomédica y Microsistemas Biológicos. El segundo centro, de Enfermedades Olvidadas, contaría inicialmente con 30 investigadores especializados en tres patologías: anemia falciforme (drepanocitosis), enfermedad de Chagas y Brucelosis. En el tercero, sobre Nutrigenómica, cerca de 100 investigadores trabajarían en cuatro líneas: Biotecnología y terapéutica metabólica, Nutrición humana personalizada, Nutrigenómica aplicada y Biomarcadores, y Nutrición molecular.

Además, se planea crear una Incubadora de Empresas de Base tecnológica (EBT), que prevé ofrecer análisis de riesgos y viabilidad del proyecto, servicios de ubicación, acompañamiento estratégico y seguimiento, búsqueda de financiación y asesoramiento en I+D+i.

En este apartado se incluye también la remodelación de la Biblioteca para acoger un centro de investigación en Humanidades y Ciencias Sociales, con 120 investigadores agrupados en cuatro líneas: Pobreza y Desarrollo; Familia, Educación y Sociedad; Arte Contemporáneo; y Globalización, Derechos Humanos e Interculturalismo.

Por último, se acometerá la modernización de un centro de investigación ya existente, el Centro de Investigación en Farmacobiología Aplicada (CIFA).

2. Docencia. Se propone diseñar e implantar un Sistema de Innovación de la Enseñanza y el Aprendizaje, que incluye iniciativas como la elaboración de una guía docente o la creación de una Escuela de Docencia, entre otras.

Se busca apoyar a la docencia mediante el asesoramiento académico personal, el fomento del liderazgo de los estudiantes, su desarrollo profesional y el aumento de becas a la excelencia. Se establece un Plan de empleo que permita pasar del 91% al 95% de graduados que encuentran trabajo al año de terminar sus estudios. Además, propone ampliar estas relaciones a otros campus internacionales y se intentará ofrecer una versión bilingüe de 30 grados y 15 másteres (en la actualidad, 10 grados y 9 másteres) para pasar de un 14% de alumnos internacionales a un 25%.

3. Campus socialmente integrado y sostenible. Este apartado comprende los proyectos de un museo de arte y un campus sostenible. En cuanto al primero, cabe recordar que, en 2008, María Josefa Huarte donó a la Universidad de Navarra una de las colecciones privadas de arte contemporáneo más importantes de España. Con el deseo de que la colección arraigue en la Comunidad foral y esté abierta al público, la Universidad de Navarra prevé construir un museo, en un edificio de 9.000 m2 proyectado por Rafael Moneo. El nuevo edificio albergará también el Fondo Fotográfico-Universidad de Navarra, que desde su inauguración en 1990 ha reunido diferentes colecciones de fotografía del S. XIX que, junto al Legado Ortiz Echagüe, lo convierte en un centro de referencia de la historia de la fotografía en España.

Sobre el campus sostenible, el de la Universidad de Navarra ocupa una superficie total aproximada de 1.137.370 m². La ocupación en planta de los edificios es de 81.476 m², con lo que la densidad edificatoria final del campus supone el 7,16%. En este contexto, la Universidad apuesta por una gestión ambiental con soluciones estratégicas y técnicas en distintos ámbitos: reducir la contaminación del entorno, ahorro y eficiencia energética, uso adecuado del agua y el aire, ordenación del tráfico rodado y peatonal, potenciación del transporte alternativo y mejora de la gestión ambiental en el conjunto de sus instalaciones.

Existen cinco proyectos, que se pueden resumir en completar el itinerario del carril bici para maximizar la movilidad dentro del campus y su conexión con la ciudad; una gestión eficiente y limpia de los residuos urbanos y del agua; mejorar la eficiencia de la iluminación y ahorrar un 50% del consumo actual; disminuir la contaminación acústica, gracias a un menor tráfico rodado mediante un sistema de aparcamiento periférico y reducir las emisiones de CO2 en 1.875 Tn. Con el objetivo de lograr un campus libre de CO2 se conseguiría un ahorro superior a 400.000 euros/año.

4. Interacción entre el campus y su entorno territorial. El proyecto Universidad de Navarra-Horizonte 2015 pretende sumarse al esfuerzo de la Comunidad foral para cambiar su modelo de desarrollo económico. En este sentido, se plantea ese cambio como generador de talento, de investigación, de creación de tejido empresarial y como difusor de investigación y ciencia. El objetivo es convertirse en un campus de excelencia plenamente implicado con los diversos agentes económicos y sociales navarros.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Convocatorias universitariasGeneralNoticiasUniversidades de Navarra

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed