Las actividades de la 19 edición de Fancine en el salón de actos del Rectorado se han cerrado con una conferencia, organizada por el Aula de Cultura de Sur, y protagonizada por , director del programa de TVE Al filo de lo Imposible, el mejor exponente de los programas de documentales de aventuras de la televisión en nuestro país. La conferencia de , ilustrada con imágenes de sus programas más variados, ha tenido un hilo conductor, el carácter plenamente humano de la práctica de la aventura y las conexiones entre los que practican este tipo de aventuras y expediciones en la naturaleza con los científicos que buscan nuevos retos en los laboratorios de las universidades. “A ambos nos une la pasión por el conocimiento, una pasión que, además nos hace profundamente humanos y nos diferencia del resto de especies animales con las que compartimos este planeta”.

La charla de Sebastián Álvaro fue introducida por la vicerrectora de Cultura de la UMA, Maribel Calero, que en su intervención agradeció a Sebastián y a su equipo que nos hayan prestado sus ojos y sus cámaras “para que hayamos podido ver cosas y a sentir sensaciones que apenas nos podíamos imaginar y a verlas y a sentirlas tan próximas que en muchos momentos nos daba la sensación de estar recorriendo desiertos, ascendiendo montañas o deslizándonos por los hielos de la Antártida”.

El responsable del Aula de Cultura de Sur, Pablo Aranda, retomó el hilo de la vicerrectora para agradecer a Sebastián que “nos haya permitido soñar a todos como auténticos aventureros” y por las facilidades dadas para dictar esta conferencia “una vez superados los dos primeros intentos de contacto en los que coincidió que Sebastián estaba en el primero en Pakistán y en el segundo en Hong Kong”. Y es que aunque Sebastián Álvaro haya tenido que dejar recientemente la dirección del programa después de 25 años de rodajes a causa del ERE de RTVE, el espíritu aventurero no le ha abandonado… “desde que era un crío y mi madre me decía que era un auténtico zascandil, que no podía estarme quieto”, según rememoró al comienzo de su intervención.

Ante un salón de actos lleno, en su inmensa mayoría de malagueños que  comparten las pasiones de Sebastián, el conferenciante comenzó su intervención reivindicando el carácter plenamente humano de las grandes aventuras en la naturaleza. Sólo el hombre es capaz de emprender aventuras como ascender al Everest, atravesar el mar de arena de Libia o cruzar la Antártida por el polo por un afán de descubrir lo desconocido de abrir camino para otros hombres que vendrán detrás. Es una fuerza similar a la que mueve a los hombres de Ciencia a buscar respuestas para todo lo que se nos escapa, lo desconocido.

La charla de Sebastián Álvaro llevó a los asistentes por todos esos caminos que han ido abriendo gente como Ernest Shackelton, uno de los últimos exploradores clásicos de la Antartida que en 1914 se propuso recorrer los más de 3000 kilómetros que separan las costas antárticas tras pasar por el polo sur. No fue capaza de alcanzar su objetivo, los hielos paralizaron, primero, y destruyeron, después, el barco que iban a utilizar dejando a 22 hombres en una situación casi desesperada. Sin embargo Shackleton, con sus decisiones, logró  que toda la tripulación del Endurance sobreviviera, y hoy en día continúa siendo puesto como modelo de liderazgo en condiciones extremas.

Toda su exposición estuvo acompañada de imágenes impresionantes y de gran belleza, obtenidas a lo largo de esos 25 años de filmaciones míticas de unos programas que, como dijo Pablo Aranda en la presentación nos han hecho soñar a varias generaciones de españoles.