Ya hemos visto en el caso del Monstruo de Spagueti Volador, la efectividad que tiene una carta abierta denunciando un hecho totalmente incoherente. Encontré esta buena idea, que desearía que tuviese los mismos resultados. Es un e-mail escrito por Alejandro en respuesta a Claudio que defiendía la Astrología.

“Hola Claudio.

Me resulta bastante complicado responder a un mensaje tan extenso,
pero no está demás aclarar varias cuestiones conceptuales.

Si en la lista [de mails] se usan estos ejemplos que has puesto, no es porque las críticas se centren en estos puntos, es evidente que se trata de meras anécdotas que tienen un tono más burlesco que otra cosa.

La astrología es criticada porque no es más que una interminable colección de fantasías infundadas. Eso no quiere decir que no pueda utilizar una cantidad de reglas matemáticas. Pero también hay montones de juegos de mesa que usan un complicado sistema con una gran cantidad de reglas matemáticas, y a nadie se le ocurre plantear que esté reflejando algún aspecto de la realidad.

Tú puedes inventar un enorme y complejo aparato de reglas matemáticas sobre cualquier cosa. ¿Y eso que implica? Nada.

Verás, en mis ratos libres yo practico la cochemancia, que es una práctica de mi invención. ¿En qué consiste? Pues en averiguar el destino de las personas a través de la posición, colores y tipos de autos que se hallan cerca de éllas cuando cumplen 12 años.
Te imaginarás que he desarrollado cientos de “leyes” que toman en cuenta sus posiciones relativas, colores, distancias, marcas y modelos. Todas con una precisión matemática absoluta. De hecho, yo hago cartas “cochísticas”, que consisten en un círculo centrado en la persona en cuestión, en donde se consignan todos estos datos y relaciones.

¿Y qué?

Obviamente, sería un absurdo discutir si los autos rojos son más o menos energéticos que los verdes, o si la cuadratura de un Ford con un Volkswagen nos predispone a lo trascendente o nos provoca ansiedad.
El problema está mucho antes, y es que ninguno de mis supuestos conceptuales tiene relación alguna con la realidad.

Sería como ponerse a discutir si los camiones se consideran como coches, si los autos bicolores se interpretan como de uno solo, si las marcas tenidas en cuenta son las existentes en el lugar en que habita la persona o incluye a todas las que existen, etc.

Como tu mismo hablas de los “supuestos de la astrología”, te darás cuenta que la cuestión no puede pasar de esto.

¿Porqué es importante la fecha de nacimiento? Porque sí.
¿Porqué se consideran ciertos objetos celestes como importantes y
otros no? Porque sí.
¿Porqué los planetas simbolizan “energías positivas o negativas”?
Porque sí.
¿Porqué se divide a la eclíptica en doce casilleros? Porque sí.
¿Porqué ciertos ángulos son tensionantes y otros armónicos? Porque sí.

(Claudio) “Como ven, la astrologia es muy compleja, hay muchos temas para estudiar y muchas variables para analizar. Y para hacer esto seriamente se necesita una base de datos muy extensa, con datos confiables, para tratar de sistematizar toda esa enorme información.”
“(…)Una vez establecidos los supuestos, hay que analizar, para cada persona, donde se ubican los distintos planetas y cada sector. A esto hay que agregarle que tipo de aspectos se da entre los planetas. Como cada signo tiene 30 grados, y la rueda zodiacal en total tiene 360 grados, las combinaciones que se pueden dar son
MILES.”

Bueno, la “cochemancia” también es muy compleja. Para hacer una buena carta cochística es necesario, a veces, contar con el registro del parque automotor de un país completo. Te imaginarás que además de considerar los autos que están aparcados, una buena carta cochística debe incluír a todos los autos que pasar por el lugar durante el cumpleaños de la persona. Verás, las combinaciones posibles son
MILLONES.

(Claudio) “Otro importante supuesto es que cada planeta representa un determinado tipo de energía o parte de la personalidad de una persona, los signos representan energías heredadas y los sectores representan el ámbito de la vida donde cada persona deberá experimentar los distintos juegos de energía que se dan, con
planetas entre sí y en los signos que se ubiquen.”

Je. Con la cochemancia es igual. No sé porqué, pero en general la presencia de Ferraris y Porsches en el ámbito de la persona analizadas suele augurar éxitos económicos.

(Claudio)”Otra crítica que se le realiza a la astrologia es porque se establece como supuesto que los planetas tienen cierta accion sobre la vida de las personas. Este argumento es cierto, no hay prueba fisica o practica que demuestre una correlación directa entre el movimiento de los planetas y las acciones de los hombres, pero se puede responder lo siguiente:
Es un hecho comprobado que la Luna afecta a las mareas, asi que puede ser perfectamente posible que los planetas tengan algún tipo de energía o fuerza desconocida aún, que afecte al hombre. Además, hay que tener en cuenta que el organismo humano es un 75 / 80 % de agua.”

Bueno, verás: se critica a la cochemancia porque no hay pruebas de que el destino de las personas dependa de la conjunción cochística, pero es un hecho comprobado que los autos influyen en las personas: modifican su conducta, les crean problemas emocionales y económicos, a veces los matan: puede ser perfectamente posible que posean energías cochísticas que la ciencia aún no ha descubierto.

(Claudio) “Asi como abundan los seudo-astrologos en diarios, revistas y televisión diciendo cualquier cosa sobre astrologia, con contradicciones, dándole razón a los que la critican, también existen los seudo-cientificos que denostan a la astrología sin conocer realmente sus fundamentos y sus supuestos.”

Bueno, yo también he detectado a varios seudo-cochemantes, que sólo quieren vivir del cuento. El único serio soy yo. Y muchos de mis críticos ni siquiera se han molestado en conocer realmente los principios de la cochemancia.

(Claudio) “si la hipotética acción de los planetas es un supuesto que tiene miles de años de antigüedad, deberíamos tener un poco de respeto por el mismo, y por lo menos experimentarlo, antes de criticarlo sin razón, porque la astrologia nos da todos los elementos para la experimentación.(…)el que quiera refutar la astrología, tiene que empezar por respetar sus supuestos, que tienen muchísimos años
de antigüedad, estudiarla y analizarla sin prejuicios y con honestidad”.

Concuerdo contigo. Y lo mismo digo de muchas otras costumbres. Hay que respetar el genocidio, la guerra y la tortura, ya que son prácticas milenarias. Y antes de criticarlas porque sí, hay que experimentarlas un poco para poder hablar de ellas: el mundo nos brinda todos los elementos para hacerlo. Pero los necios críticos se
niegan a torturar y a matar, y creen que saben de lo que hablan sentados cómodamente en su sillón.

(Claudio) “Este tema también hace recordar cuando la ciencia oficial no admitía que la tierra giraba alrededor del Sol, o que la tierra podia llegar a ser esférica, y sin embargo, ambas cosas se comprobaron finalmente.”

Bien, en ése caso habría que definir a que “ciencia oficial” te refieres, porque hasta donde sé, estos conocimientos no provienen de la astrología, y más bien tiendo a pensar que son conclusiones científicas.

(Claudio) “A mi modo de ver, la astrología tiene todos los requisitos para ser considerada ciencia, aunque creo que todavía le falta que más personas la estudien con seriedad, honestamente, con sinceridad, y sin afán de lucro o poder.

Lo mismo digo de la cochemancia. Si quieres podemos hacer causa común ante algún tribunal.

Para concluir,

(Claudio) “La astrologia funciona en todos los niveles, pero se nota muchisimo más en las personas débiles, codiciosas, ególatras, inmorales, etc, de bajo nivel intelectual y espiritual.”

Siempre me llama la atención que las leyes paranormales tienen un alto grado de personalización: actúan diferencialmente según el observador.
Por suerte, el mundo real y sus leyes actúan por igual sobre todos, mostrando una sana tendencia democrática. Esta sola cuestión, me parece por sí sola bastante buena como para elegir de qué lado ponerme.

Saludos, Alejandro.

Fuente: lista de e-mails “Charlatanes”

Se que ciertos lectores de están hartos de que se publiquen cosas sobre la astrología, y otros tantos disfrutan especialmente esos artículos. De ahora en adelante la mayoría de los artículos que tengan que ver con las pseudociencias, chantadas, charlataneadas, mentiras, engaños y demás serán publicados en el blog Alerta Pseudociencias. Tal vez les resulte interesante e instructivo este (extenso) artículo que introduce al tema, y saca muchas dudas al respecto: ¿Qué es una pseudociencia?


Cuando sea necesario serán publicados artículos más generales al respecto en Proyecto Sandía, para mantener la idea de “divulgación científica y pensamiento crítico, dulces y refrescantes“.


Alerta Pseudociencias tiene su propia dirección de Feeds RSS y por correo. El blog ya se puede visitar ahora, lo cual no quita que moleste una vez más y dedique una entrada exclusiva para presentarlo en un futuro próximo.

Sobre la Cochemancia, se puede comentar aquí, pero si es para criticar la crítica a la astrología, sugiero antes repasar la sección de este tema en el otro blog: Astrología, y especialmente el artículo sobre elexperimento estadístico en busca de evidencia.