, autora de un trabajo titulado “La cuchara en la tierra: dulce melancolía del sentir coreano” ha resultado ganadora del primer premio en el 2º Concurso de Ensayos de Literatura Coreana que concede la Universidad de Málaga en colaboración con los servicios de cultura de la Embajada de la República de Corea. El embajador de Corea en España, Cho Ji-Hun, estuvo presente en la entrega de premios celebrada en el Rectorado de la UMA y participó en una lectura de poemas coreanos.

Con este acto han quedado inauguradas las I Jornadas de Cultura coreana en la Universidad de Málaga que han sido organizadas por los mencionados vicerrectorados, la Facultad de Filosofía y Letras y el Instituto de Literatura Tradicional Coreana y que se desarrollarán mañana jueves con una proyección cinematográfica, en el aula de Grados María Zambrano, y el viernes, día 11, con una representación teatral en el Paraninfo de la Universidad.

El acto de esta tarde se abrió con la intervención de la vicerrectora de Cultura, , que dio la bienvenida al embajador, a la que siguió el vicerrector de Investigación, , que dejó patente el interés de la UMA por estrechar los lazos culturales, científicos y de investigación con Corea y finalmente, el embajador agradeció la presencia y la participación en el premio, al tiempo que reiteró el interés de su país por estrechar lazos con España, “país -dijo- que a pesar de la distancia geográfica entra ambos ,mantienen muchos lazos comunes en lo demográfico, lo económico e incluso lo histórico ya que ambos países son los protagonistas de los mejores y más rápidos modelos de transición desde una dictadura a una democracia de la historia contemporánea”.
Acto seguido, el embajador y el agregado cultural leyeron cinco poemas en coreano, de un autor contemporáneo que fueron declamados en español por el actor y rapsoda Simón Ramos. Antes de la entrega de premios, se proyectó un video sobre el escritor Hyun Ki-Young, autor de La cuchara en la tierra, obra sobre la que se han realizado los ensayos de esta segunda edición del Concurso que se entregaron a continuación. El tercer premio, dotado con 300 euros, correspondió a , por el ensayo La cuchara de la tierra: reflexión sobre la identidad a través de la memoria; el segundo premio, dotado con 450 euros, correspondió al trabajo Habitar la memoria, presentado por ; finalmente los 700 euros del primer premio y la representación de la UMA en el certamen internacional de este Concurso correspondieron a Rosa Fernández Gómez por La cuchara en la tierra: dulce melancolía del sentir coreano. El acto finalizó con una degustación de productos coreanos.

El jueves 10, a partir de las 16 horas, el Aula María Zambrano de la Facultad de Filosofía y Letras será el escenario de la segunda cita de esta I Semana de Cultura Coreana. Con actividades relacionadas fundamentalmente con la literatura y el cine. De 16 a 16,30, Pio Serrano, de la editorial Verbum pronunciará una conferencia sobre “Panorama de la literatura coreana”, a la que seguirá, de 16,30 a 17 horas, otra disertación sobre “Las raíces del Teatro coreano”, a cargo de la dramaturga y directora teatral Eun Kyung Kang. De 17 a 17,30 está previsto abrir un coloquio con los dos ponentes.
A las 18 horas se proyectará la película “Sang Woo y su abuela” del director Lee Jung-Hyang, que será presentada previamente por Rafael Malpartida, profesor de Literatura y Cine de la UMA. Al finalizar la película, sobre las 19,30 horas, se celebrará una mesa redonda sobre “Cine y cultura en Corea” con la participación de Pio Serrano, Eun Kyung Kang, Rafael Malpartida y Antonio J. Domenech, coordinador de las Jornadas y responsable del área de Asia del de la UMA.

El viernes, día 12, a las 19 horas en el Paraninfo de la UMA, la compañía Mu Teatro representará en el Paraninfo de la UMA (Campus de El Ejido) la obra “Khoktugaksi Nori” (El juego de Kkoktugaksi), obra basada en una obra de marionetas tradicional coreana transmitida oralmente durante siglos que ha sido adaptada para una compañía de actores por Eun Kyung Kang, conservando buen aparte del dinamismo y la riqueza visual de sus orígenes como teatro de marionetas. La actuación comienza en el exterior del teatro con bailes y malabares, acompañados de samulnori, música tradicional coreana, para continuar luego dentro de la sala. Los actores mantienen una caracterización y un juego de máscaras que recuerdan su origen en el teatro de marionetas.