El cierre ha sido en zona de máximos y sin una tendencia definida en el corto plazo, lateral como desde hace tres meses en un amplio rango. Apertura imprevisible para mañana, sea como sea el cierre americano. Mientras tanto, y aprovechando que escribo tarde este post, el ha marcado nuevos máximos anuales. El contado tiene un hueco para cerrar en 11.965, el futuro cerró todos. 
Hubo una última media hora importante para el cierre en el futuro, marcando máximos del intradía, quedando por su parte el contado del Ibex en la media de 100 horaria, superándola el futuro. Es dable destacar que la estructura de las últimas jornadas es inentendible, están llevando al índice a las patadas gracias a la poca liquidez. Todo se define pocos minutos antes de la apertura. Solo queda esperar, hacer la apuesta que entendamos (bajista o alcista) y que transcurra el tiempo.