El dato de ISM no manufacturero es el que ha provocado una ligera caída, pero debiera producir una más intensa en lo que queda de sesión. Y es que por debajo de 50 (el dato salió en 48,7) se considera contracción económica, pre recesión. No era lo que se esperaba.

Con estos datos comenzaba la tendencia bajista, o mejor dicho se confirmaba en 2007. El dato es muy malo y está provocando un deterioro de los indicadores de muy corto plazo, que fallan. El peso de los servicios en la economìa es del 70% en los paises desarrollados.