Un grupo de investigadores del Instituto de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández (UMH) y del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), liderados por el profesor de la UMH , han descubierto que la hormona femenina por excelencia, la gonadal estradiol, que aumenta durante el embarazo, regula el mecanismo que conecta el aumento de la glucosa en sangre con la secreción de insulina. Esta investigación, publicada en la portada de diciembre de la revista ‘Molecular Endocrinology’, podría conducir a nuevos fármacos para tratar la diabetes de tipo-2.

Esta regulación está mediada por el receptor de estrógenos ERbeta y el receptor de membrana para el péptido atrial natriurético. Según el investigador de la UMH Ángel Nadal, “el papel que el receptor de estrógenos ERbeta ejerce en la regulación de la secreción de insulina podría conducir, además de a nuevos fármacos para tratar la diabetes de tipo-2, a entender mejor la adaptación de la célula beta durante el embarazo, la pubertad e incluso la obesidad”.

Esta investigación se ha llevado a cabo con ratones modificados genéticamente y se inicia tras analizar que durante el embarazo, la célula beta pancreática, que produce y secreta la insulina, se adapta a la mayor demanda de glucosa generada por el embarazo, produciendo y secretando una mayor cantidad de la hormona

En esta publicación han participado los investigadores de la UMH y de CIBERDEM Sergi Soriano, , Ana B. Ropero, Cristina Ripoll, y Ángel Nadal. Además, el trabajo se ha realizado en colaboración con la profesora Michaela Kuhn de la Universidad de Wurzburg (Alemania) y el profesor Jan-Ake Gustafsso, de la Universidad de Houston (EEUU).