Desde finales de noviembre, el Real Observatorio de la Armada recibe en tiempo real los datos de registros sísmicos y, a partir de  2010, se recibirán también en  el Departamento de Geofísica y Meteorología de la UCM.

Investigadores del departamento de Geofísica y Meteorología de la UCM han participado en la puesta en marcha del proyecto Observatorio Geofísico de la Isla de Alborán, una iniciativa del Real Instituto y Observatorio de la Armada de San Fernando de Cádiz (ROA) con la que se mejorará la determinación epicentral de los sismos ocurridos en zonas marinas y se dispondrá de datos de alta calidad en esta región.

Ambas instituciones mantienen desplegada desde 1996 una red permanente de estaciones sísmicas de banda ancha, denominada internacionalmente Western Mediterranean, con el objetivo de profundizar en el origen y generación de terremotos en la región Ibero-Magrebí y contribuir a la correcta estimación del riesgo sísmico y de tsunamis en la misma. Ya que gran parte de los epicentros de los sismos ocurridos en esta región se localizan en zonas marinas, el ROA y la UCM, junto con investigadores de otras instituciones, han puesto en marcha la creación del Observatorio Geofísico de la Isla de Alborán, que está constituido por un sismómetro de fondo marino de tres componentes permanente en las inmediaciones de la isla, un acelerómetro marino de tres componentes, un sensor de presión diferencial y un magnetómetro fluxgate de un componente.

Este instrumental instalado en el fondo marino se complementa con un equipo en tierra ubicado en el faro de la isla y constituido básicamente por un sistema de adquisición de datos que transmite, vía intranet satélite, la información recibida. La conexión entre el equipo en mar y en tierra se realiza por un cable marino de fibra óptica de 2 km de longitud. Así mismo, y de forma previa, se había procedido a instalar en la isla una estación geodésica GPS permanente.

La campaña de instalación de la instrumentación submarina comenzó el pasado 21 de septiembre, desarrollándose durante dos semanas, con la participación de un total de 4 barcos, pertenecientes a la Armada y a la Secretaría General de Pesca, además de la Unidad de Buceo de la Armada en Cádiz (UNBUDIZ) y el Centro de Buceo de la Armada (CBA), de Cartagena. La fase más crítica de la instalación correspondió al tendido del cable, que  requirió trabajos tanto en mar (tendido del cable submarino, fijación del mismo, etc.) como en tierra (preparación y tendido del cable hasta el edificio del Faro de la isla). El 2 de octubre se procedió a la instalación del instrumental en el fondo del mar, y comenzó la transmisión de datos al centro en tierra instalado en el faro.

En la segunda quincena de noviembre, y una vez comprobado el correcto funcionamiento de la instrumentación instalada, se procedió a la instalación de los sistemas definitivos de adquisición y transmisión de datos vía Intranet satélite, así como a la instalación de una estación meteorológica en la isla de Alborán, en colaboración con la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que complementa el instrumental instalado en esta primera fase de despliegue.

Desde finales de noviembre los datos de registros sísmicos, datos de presión, meteorológicos, etc., se reciben en tiempo real en el centro de datos de ROA, estando previsto que en 2010 los registros sísmicos se reciban también en el Departamento de Geofísica y Meteorología de la UCM. Con este instrumental, la red Western Mediterranean, y por tanto ROA y UCM, se incorpora a las instalaciones geofísicas de vanguardia, pudiendo proporcionar en el futuro una información geofísica completa y de alta calidad a la comunidad científica.