– El innovador sistema, desarrollado por un profesor de la UGR, se probará en los futuros proyectos de la HELIOPOL

La Universidad de Granada y la constructora andaluza HELIOPOL, perteneciente al Grupo RUSVEL, han firmado un convenio de colaboración tecnológica para la investigación y desarrollo de un sistema para disipar la energía sísmica en las construcciones.

Este proyecto tecnológico ha sido diseñado por Amadeo Benavent, profesor adscrito al Departamento de Mecánica de Estructuras e Ingeniería Hidráulica de la Universidad de Granada y se basa en la aplicación a la industria de la construcción de dos patentes sobre disipadores de energía sísmica.

De este modo, la constructora HELIOPOL, especializada en obras públicas, gracias a esta colaboración tecnológica con la Universidad, podrá explotar este sistema en las obras que desarrolle a partir de ahora.

Tras la firma del convenio, la vicerrectora de Política Científica e Investigación de la UGR, Mª Dolores Suárez Ortega, destacó que con este acuerdo “se concreta una nueva línea de promoción de los resultados de investigación generados en el seno de la Universidad de Granada, a través de la cual las empresas podrán invertir en el desarrollo, mejoras y validaciones de resultados de investigación y a cambio éstas recibirán un porcentaje cuando esos resultados sean transferidos y puestos en el mercado por otras empresas baja licencia suscrita con la UGR.

Otros edificios

Por su parte, el presidente de RUSVEL, Miguel Rus, explicó que con el proyecto de disipadores de energía en el que la Universidad de Granada está trabajando, “se aspira a que las nuevas edificaciones, especialmente las de Granada, ciertamente expuestas a movimientos sísmicos, no se vean afectadas por estos fenómenos”. Rus destacó que, con el tiempo, probablemente también se den las condiciones para aplicar el proyecto a edificios y otras estructuras ya construidas.

Para Rus, la construcción no es sólo ladrillo y hormigón. Es también investigación y progreso. En este sentido, ha destacado que “la apuesta por la innovación es el camino adecuado para crear el nuevo modelo del sector de la construcción que demanda Andalucía y, en general, las sociedades avanzadas.

En la imagen, de izquierda a derecha, Miguel Rus, Mª Dolores Suárez y Amadeo Benavent.