La Universidad de Sevilla ha inaugurado la exposición ‘África a través de un objetivo solidario’, del fotográfo Manuel Vilches, y la recaudación obtenida con la venta de las fotografías se invertirá en la construcción de una escuela de secundaria para más de 250 niños en Burkina Faso.

La exposición trata de ilustrar un recorrido por tres países tan diversos cultural, geográfica y étnicamente, como lo son Níger, Malí y Burkina Faso. Esta exposición permitirá imaginar convivir con los Bororos del Sael, remontar el río Níger desde Mopti hasta la mítica Tombuctú, visitando los poblados Bozo, caminar a través de los pueblos dogones a la sombra de la falla de Bandiagara.

Esta muestra invita al visitante a adentrarse en un mundo lleno de magia, retroceder en el tiempo y convivir con un pueblo anclado en la edad media. Un pueblo sabio, apegado a la tierra y sin dejar de mirar al cielo. Recorrer las aldeas del país Lobi es pasear por un laberinto de campos de mijo y adobe. Es un lugar donde aún hoy se puede ver la simbiosis en la que el hombre convive con la naturaleza, respetándola y haciendo de ella su hogar y santuario. Un lugar donde los feticheros –hombres sabios– aún conservan el saber que sus ancestros le transmitieron, sirviendo de ayuda a su pueblo.

La Universidad de Sevilla, a través de su Oficina de Cooperación y del Centro de Iniciativas Culturales (CICUS), colabora con la ONG DUBABU en este proyecto que emplea la manifestación cultural como cauce para la puesta en marcha de un proyecto educativo en Burkina Faso.