Los investigadores de la Universidad de Sevilla han reclamado a los empresarios del sector de las energías renovables que se acerquen a la Hispalense para que aprovechen su potencial tecnológico e investigador y las soluciones que pueden aportarles a sus necesidades de I+D+i. Así lo han puesto de manifiesto en el seminario Universidad-Empresa organizado por el Consejo Social de la Universidad de Sevilla en el que han participado representantes de empresas como Iberdrola Renovables, GreenPower Technologies, Adevice Solutions o Termicol, así como los líderes de los grupos investigadores de la Universidad en este ámbito. El encuentro ha estado presidido por María Luisa García, presidenta del Consejo Social de la Universidad de Sevilla; , vicerrector de Transferencia Tecnológica, y Moisés Sampedro, secretario general de la CES.

Durante su intervención, la presidenta del Consejo Social de la US, ha insistido en que las energías renovables suponen “no sólo una gran expectativa desde el punto de vista medioambiental, sino que también afecta directamente a nuestra economía como generador de empleo”. Asimismo, ha subrayado que es fundamental “la transferencia de conocimientos desde la Universidad a la empresa, para lo que se requiere colaboración con las empresas y la sociedad, así como dar a conocer todas las posibilidades y recursos que nuestra universidad pone a su alcance”.

Por su parte, el vicerrector de Transferencia Tecnológica, Ramón González, ha presentado a los empresarios los numerosos servicios que, en materia de investigación, puede ofrecer Universidad de Sevilla a las empresas, como la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), el Centro de Investigación, Tecnología e Innovación de la Universidad de Sevilla (CENTRIUS), la asociación AICIA, las fundaciones FIUS y FIDETIA, así como los más de 50 grupos de investigación en los que participan más de 300 doctores.

Además, el vicerrector de Transferencia Tecnológica ha animado a las empresas a que se acerquen a la Universidad y les ha comunicado que se está ultimando el catálogo de grupos de investigación para dar a conocer a los sectores empresariales la oferta de I+D de la Universidad y fomentar la colaboración con el sector privado.

Por otro lado, Moisés Sampedro, secretario general de la CES, ha manifestado que el sector de las energías renovables no sólo constituye un elemento estratégico para el desarrollo económico y social, sino que se trata de un sector emergente con presente y futuro. Por ello, ha recordado que el objetivo marcado por el Gobierno para el año 2010, que establece que el 12 por ciento de la energía primaria proceda de energías renovables, está aún lejos y que para conseguirlo es imprescindible que se realicen fuertes inversiones y que exista un marco regulatorio nacional y europeo estable, transparente, predecible y coherente.

Los investigadores, que han expuesto los principales proyectos en los que se encuentran trabajando en la actualidad, han coincidido en señalar que es importante desarrollar el conocimiento para aplicarlo a las necesidades de las empresas, para así contribuir a mejorar su competitividad, y que es necesario que, tanto desde la empresa como desde la Universidad se deben hacer esfuerzos para potenciar la colaboración entre ambos mundos.