Demasiado amor en el barrio puede ser dañino, cómo una intensidad y una confianza excesiva en las relaciones empresariales puede afectar negativamente a aspectos como la innovación, según demuestra el estudio realizado por el grupo de investigación AERT (Alianzas Estratégicas, Redes y Territorio) de la Universitat Jaume I y dirigido por Xavier Molina, investigador del Departamento de Administración de Empresas y Marketing. El estudio pretende proporcionar una mejor comprensión del efecto que las redes sociales tienen sobre la innovación a través del análisis de las aglomeraciones territoriales de empresas, como es el caso del cluster cerámico castellonense.

A pesar de que la confianza y la intensidad de las relaciones empresariales siempre se han considerado como elementos positivos para crear valor en las empresas favoreciendo, por ejemplo, la innovación, pueden llegar a tener un efecto de saturación. Xavier Molina explica que el estudio plantea una nueva visión, como es “el hecho de que llega un punto a partir del cual más confianza o más intensidad en las relaciones no sólo no aporta más valor sino que tiene un efecto negativo para las empresa”. Así, el estudio plantea que el efecto de las interacciones sociales y la confianza en la creación de valor de las empresas se puede describir como una función cuadrática (con forma de U invertida), de manera que el impacto positivo del capital social se satura y desciende a partir de un punto.

Con el fin de evitar estos efectos negativos, plantea la necesidad de que las empresas localizadas en un mismo territorio, como ocurre en el caso de las firmas azulejeras de Castellón, “han de llevar a cabo una política deliberada de acceso a redes de información y conocimiento externas al propio cluster con el fin de evitar el efecto negativo de un exceso de confianza e intensidad en las relaciones”, explica Molina. Esto ayudaría a paliar las posibles limitaciones que conlleva la aglomeración de empresas en una zona manteniendo las ventajas que ésta supone.

El estudio realizado junto a la profesora Teresa Martínez y basado en una muestra de 154 empresas de la Comunidad Valenciana, se ha publicado en la prestigiosa revista científica Strategic Management Journal, una de las revista de mayor impacto en los campos de management y business. Además, algunas ideas relacionadas con esta investigación está previsto que se publiquen en Technology Analysis & Strategic Management y European Planning Studies. Los resultados publicados hasta el momento se enmarcan en un estudio más amplio denominada “El efecto de las fuentes externas e internas de conocimiento en la capacidad innovadora de la empresa en contextos de aglomeraciones territoriales. Una aproximación desde el capital social”, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación en el marco del Plan Nacional de I+D+i. El estudio se ha iniciado este año y finalizarán en 2012, explicando Xavier Molina que continuarán profundizando en los efectos negativos o dark side del capital social.

El grupo de investigación AERT de la Jaume I es una unidad asociada al CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) a través del Instituto de Gestión de la Innovación y del Conocimiento (INGENIO). El grupo de investigación de la UJI desarrolla dos grandes líneas de investigación: el capital social y el territorio, línea a la que pertenece este estudio, y la logística y los canales de distribución.