Creo que muy pocos saben que la Comisión Europea no está aún operativa. Creo otros tantos tampoco saben que ni siquiera ha sido formalmente elegida y, para otros seguro que les suena a chino. Comenzaremos por el principio entonces.

La Comisión Europea, liderada por segundo mandato consecutivo por el portugués José Manuel Barroso, tiene dos misiones fundamentales entre otras:

– Propone las posibles leyes, es decir, tiene la iniciativa legislativa. Estas leyes son adoptadas por el Consejo de la UE y también por el Parlamento Europeo, dependiendo de la misma.

– Es guardiana de los Tratados lo que supone vigilar que los Estados miembros cumplan con la legislación en vigor y por lo tanto, tiene el poder de multarlos e incluso, llevarlos ante el Tribunal de Justicia.
Por lo que, la aprobación de los Comisarios europeos no es cualquier cosa. Todo lo contrario, juegan un rol muy importante en la construcción europea. ¿Cómo se eligen? Esto es lo que se está decidiendo esta semana en el Parlamento Europeo.

El procedimiento, que podréis encontrar en la web especial del Parlamento Europeo, es el siguiente:
“Los comisarios son propuestos por los Estados miembros de común acuerdo con el Presidente de la Comisión (que ha sido previamente propuesto por el Consejo de la UE y ratificado en el Parlamento Europeo). Después, son evaluados por los diputados en función de su disposición, la capacidad de cada uno de ellos para ejercer un cargo europeo, su independencia y sus conocimientos en relación con la cartera prevista. Antes de las audiencias, los candidatos presentan un Curriculum Vitae y una declaración de intereses económicos y responden a un cuestionario escrito”.

Después tienen que pasar una serie de audiencias en las comisiones correspondientes del Parlamento Europeo. Esto quiere decir que el Comisario propuesto para Medio Ambiente tendrá que ir a la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento para someterse a las preguntas de los eurodiputados que pertenecen a esta comisión especializada.

Una vez que pasan esta criba, la Comisión es votada en su conjunto en sesión plenaria del Parlamento Europeo. Los eurodiputados no votan uno por uno a los comisarios propuestos sino que votan a la Comisión en conjunto. Esto sucederá el próximo 26 de enero. Por el momento, podéis seguir las audiencias en esta web, muchas de ellas en directo.

Si sentís curiosiosidad por lo que va a pasar, nosotros no tenemos una bola de cristal y no os podemos decir si la Comisión será aprobada o no. Pero apostamos por el sí. Hay muchos eurodiputados nuevos desde las elecciones de junio y se ha estado postergando desde el verano la ratificación de esta Comisión. Eso significa que los eurodiputados no tienen propuestas legislativas sobre las que trabajar y aunque no creo que se aburran mientras tanto, tampoco creo que les guste esta situación “de limbo” en la que se encuentran.

Para aquellos que hayan leído o escuchado rumores sobre la Comisaria propuesta por Bulgaria, Rumiana Jeleva, sobre su implicación o la de su marido en un presunto escándalo de corrupción, el periódico europeo New Europe, publicaba hoy la traducción de unos documentos que mostraban que Jeleva no ha delinquido ni tampoco ha sido acusada porque según estos documentos, no hay pruebas para ello. Sin embargo, durante toda la semana ha sido desacreditada para el cargo e incluso, el primer ministro búlgaro ha indicado al mismo periódico, que si no sale elegida “no será algo trágico” y que puede haber otros candidatos. Recomendable este artículo en inglés para seguir el tema.

Veremos en que acaba este culebrón. Para que luego digan que la política europea es aburrida.