La respuesta a esta pregunta, tal vez no la sepamos nunca, a menos que alguien encuentre un videocasette enterrado en la arena con documentación exclusiva de hace tresmil años. Pero todos sabemos que esto no va a pasar.

Entonces tenemos que especular. Y como las incógnitas son realmente importantes, muchos sacan conclusiones extravagantes. Como que los egipcios manejaban una tecnología heredada de seres extraterrestres que luego se fue perdiendo en la historia, o directamente algún OVNI-Grúa hizo levitar los bloques por el desierto. Losufólogos son especialistas en resaltar estas hipótesis. Y yo soy especialista en desilusionar a la gente.  

En este caso no es un especialista en Egipto, un físico, o un historiador el que viene a traernos respuestas, sino un Carpintero jubilado de Michigan: Wallace T. Wallington.

Este hombre, hace unos veinte años se enfrentó al reto de retirar de un terreno, inaccesible para la maquinaria, unos bloques de hormigón de media tonelada.Y se puso a improvisar con palos y piedras, y lo logró. Nueve años después, se jubiló y en su tiempo libre empezó a estudiar cómo podrían haber hecho los egipcios para mover semejantes bloques.

Para hacer esto se trajo a la casa un bloque de una tonelada, que tuvo que retirar del camión, y moverlo por todo el terreno. Para hacer esto comenzó a utilizar técnicas simples con puntos de apoyo, palancas, piedras y palos.

Finalmente decidió que ese bloque era demasiado chico para él, y se trajo otros más grandes. En unos días los estaba haciendo rodar, girar, levantando y apilando uno sobre otros, sin máquinas ni la ayuda de nadie. Y se construyó el mini Stonhenge con tres trozos de hormigón de tonelada y media cada uno.  

En este pequeño video explica cómo hace todo eso, está hablado en inglés bastante entendible, pero da igual a que esté en chino, porque las imágenes lo dicen todo.

El bloque que rueda por el camino de madera pesa 130 kilogramos, y la segunda 270. Luego coloca piedritas para usar de eje de rotación, y con la ayuda de una palanca y otras piedritas, hace “caminar” el bloque por el suelo.
El granero parece estar enganchado a un tronco y a un eje clavado en el piso, y se puede mover con la palanca que hace.

Finalmente logra elevar del suelo un monolito de 25 toneladas, balanceando el bloque de un lado al otro y aumentando la altura del soporte paulatinamente, para terminar clavándolo verticalmente en el suelo.

Esto lo hizo un solo hombre, así que no es descabellado el poder que tienen miles de jóvenes convencidos en la divinidad de su Emperador, con la ayuda de algún animal como bueyes. Y sí, esto no demuestra que extraterrestres no hayan metido mano en las pirámides, pero nos da la posibilidad de que los responsables de estas magníficas obras hayan sido los hombres. Y ahora tenemos para elegir por “igual”: hombres o extraterrestres.

Fuente: Magonia