El equipo de masculino de la UCA consiguió sumar un punto tras ir perdiendo 4-0

El pasado fin de semana, las selecciones de la Universidad de Cádiz afrontaron una nueva jornada de las Ligas Universitarias, que en esta ocasión medían a los gaditanos y a los representantes de la Universidad de .

Las chicas de fútbol sala femenino sumaron un empate que sabe a poco en el Pabellón Príncipe de Asturias de Huelva. El partido comenzó bastante igualado, destacando el acierto de ambas porteras, llegándose al tiempo de descanso con 1-0. En la reanudación cambiaba la decoración y la Universidad de Cádiz se volcaba con insistencia sobre la meta local en busca de la victoria. Con empate a un tanto, las onubenses volverían a adelantarse, pero las gaditanas no darían el partido por perdido y, con un juego mucho mejor que el de las locales, empatarían nuevamente el encuentro. Elisa y Claudia fueron las autoras de los tantos para el equipo entrenado por Manoli Trujillo, que contó como titulares con Sonia, Elisa, Dolores, Bea y Jessica.

En fútbol sala masculino, la UCA consiguió un meritorio empate cuando la derrota parecía más cercana que nunca. Tras un buen comienzo del partido, dos errores defensivos ponían cuesta arriba el marcador, que los onubenses ampliarían hasta colocarse con cuatro goles de ventaja. Sin embargo, la reacción de la selección gaditana fue espectacular, resultando decisiva la participación de Joaqui como quinto jugador de campo. Adri Macías, Rafa, Carlos y Pablo anotaban marcaban de forma consecutiva los tantos que dejaban el marcador con empate a cuatro, ante la satisfacción del seleccionador, Álvaro Vignau, que utilizó como titulares a Joaqui, Adri Parralo, Rafa, Carlos y Adri Macías.

La cruz la puso en esta ocasión la selección de masculino, que no pudo repetir la victoria de la primera vuelta y cayó derrotada por 71-60. Los 15 puntos de Carlos Lucero no fueron suficientes para sumar en un partido que comenzó mal para los gaditanos. Tras un difícil primer cuarto (27-11), la UCA fue encontrando su sitio, pero contar solo con seis jugadores disponibles terminaría pasando factura y, pese a la remontada gaditana utilizando defensa en zona, el acierto onubense en los tiros libres setenciaría el resultado.