UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Mons. Rafael Zornoza destaca en la Universidad de Navarra que “gracias al Concilio Vaticano II, los laicos pueden hacer suyas tareas como la evangelización”

“El año sacerdotal contribuirá a la renovación e interiorización de la fe y el compromiso”, afirmó en la Universidad de Navarra Mons. Rafael Zornoza, auxiliar de Getafe, durante una jornada académica de la Facultad de Teología. En ese sentido, explicó que los actos que se celebrarán hasta el 19 de junio de 2010 “pretenden evocar la imagen del sacerdote como una persona comprometida por el bien y atención de la sociedad”.

Por otro lado, Mons. Zornoza expresó la necesidad de que surjan vocaciones de sacerdotes. “Constituye la carencia más grande que tiene la Iglesia católica en Occidente -recalcó-. Ellos representan al mismo Jesucristo y tienen como misión regir, enseñar y santificar”. Así, recordó que en Europa existe una fuerte demanda de de esta figura “para que la Iglesia pueda evangelizar y llevar a todos el bien de la salvación”.
También destacó el apoyo que pueden prestarles los laicos: “Gracias al impulso del Concilio Vaticano II, éstos son más conscientes de su vocación y misión en el mundo. De este modo, pueden hacer suyas tareas como la evangelización”.

El obispo auxiliar de Getafe hizo estas declaraciones con motivo de la jornada “El sacerdocio ministerial en la misión de la Iglesia”, organizada por la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra con motivo del año sacerdotal. El evento contó con la participación de especialistas como Santiago del Cura, de la Facultad de Teología del Norte de España (Burgos) y los profesores de la Universidad de Navarra Pedro Rodríguez, Lucas F. Mateo-Seco y Félix María Arocena.