UNIVERSIDAD DE BARCELONA

El biólogo molecular Walter J. Gehring (Zuric, 1939), que ha contribuido a descifrar las bases genéticas del desarrollo y de la evolución de los seres vivos, será investido el martes 26 de enero a las 12 h en el Paranimfo de la UB, en un acto institucional que presidirá el rector Dídac Ramírez. Emili Saló, catedrático del Departamento de Genética y jefe del Grupo de Investigación de Biología y Genética del Desarrollo de la UB, será el padrino de la ceremonia. Durante el acto se entregarán los premios extraordinarios de doctorado correspondientes al curso 2007-2008.

Walter Gehring es un científico de referencia en el estudio de las bases genéticas del desarrollo del patrón corporal en metazoos. Es pionero en estudios de biología molecular y evolución, y actualmente es el director del laboratorio de biología celular en el Biozentrum de la Universidad de Basilea (Suiza), uno de los puntos de referencia mundial en el estudio de la genética del desarrollo, en el que se han formado científicos de relieve internacional como por ejemplo los dos premios Nobel de Medicina del año 1995, C. Nüsslein-Volhard y E. Wieschaus.

Los trabajos de Walter Gehring han impulsado uno de los grandes saltos cualitativos más notables en genética molecular de final del siglo xx, y son una referencia obligada para entender los mecanismos evolutivos en los seres vivos y, más concretamente, la base genética que regula el plan arquitectónico de los organismos. Gehring se doctoró en 1965 con un trabajo sobre fenómenos de transdeterminación en los discos imaginales de la mosca Drosophila, bajo la dirección de uno de los mejores genetistas del desarrollo del momento, el profesor Ernst Hadorn, y siempre ha mostrado una amplitud de miras y una gran plasticidad al estudiar otros organismos modelo. En 1983, el equipo de Gehring y otro laboratorio de la Universidad de Indiana de los Estados Unidos descubrieron de manera independiente la secuencia homeótica (homeobox), un conjunto de genes similares y altamente preservado durante el proceso evolutivo, que controlan el proceso de desarrollo del patrón corporal en artrópodos y también en vertebrado como el ser humano. Este descubrimiento, que fue considerado una revolución conceptual en el estudio de la genética evolutiva, es básica para entender los principios del control genético del desarrollo embriológico, y ha puesto de relieve el grado de homología de los genes implicados en este proceso en insectos y mamíferos.

En la década de los noventa, Walter Gehring llevó a cabo otro descubrimiento fundamental para entender la fisiología de la visión, mediante la identificación y caracterización del gen Pax6 y la red génica asociada, responsable de la determinación de la fotorrecepción. Con este descubrimiento se abría una nueva visión científica sobre la evolución de los ojos y, en conjunto, de la maquinaria genética de control del complejo sistema visual en los seres vivos.

Gehring es miembro de la Academia Nacional de las Ciencias y de la Academia de las Artes y las Ciencias de Estados Unidos, de la Royal Society de Londres, de la Academia de Ciencias de Francia, de la Real Academia de Ciencias Sueca, de la Academia Alemana de Ciencias Naturales Leopoldina y de la Academia Europea, y es autor de más de 250 publicaciones citadas cerca de 22.000 veces, con trabajos sobre la mayoría de organismos representativos del árbol filogenético de los metazoos.