Se retrocede un 50% de lo ganado ayer, luego de una apertura ligeramente bajista que cerró el hueco en la primer hora pero que cayó -de momento- hasta primeras resistencias superadas ayer en el entorno de los 11.880 del contado. Están débiles los bancos y justifican la caída. No se llegó a la resistencia de los 12.080.

El día es de muchos datos y están provocando volatilidad, principalmente hay muchos datos bancarios. confiamos en que se salve la situación y mientras no se rompan estos soportes, la caída servirá para alcanzar mayores cotas, en el entendimiento que comenzamos una serie de ondas, algunas de impulso y otras de recorte.

No sucede demasiado en el , y el Ibex se lo toma muy a pecho.