Decepción y pérdida de primeros soportes, con lento goteo pero sin convicción ni del lado bajista ni del alcista. Sesión confunsa donde no se podrán sacar conclusiones sino al cierre. Santander vuelve a soporte de 11,50 y Telefónica perdiendo por poco los 18,50 no logran encaminar al Ibex, peor que los americanos.