En el Ibex tocó día de rebote, que era completamente previsible por el cierre americano de ayer y la zona de 11.000 hizo a las veces de resistencia. Se trataba de un mínimo relativo anterior y lo que se ha buscado fue finalmente la media de 100 en gráficos de 15 minutos. El rechazo allí, importa la naturaleza de mero rebote, y pequeño, del que hoy vimos. De ninguna manera una oportunidad de compra, sino de venta. Ha habido una interesante descarga de sobreventa en gráficos de 30 minutos y horario, dejando sobre el final una vela horaria muy fea, que se mantuvo dentro del canal lateral alcista que hoy se dibujó. Evidentemente una estructura correctiva y de continuación.

Estimamos que el lunes, sin perjuicio de todo lo que queda por ver del mercado americano, tendremos una apertura bajsita y una caída importante. Seguimos pensando que es inminente la ruptura americana y que todavía hay demasiada complacencia alcista que debe moderarse, y ello solo se consigue con más caídas.