Defraudó al mercado la partida de empleo no agricola, con un dato general que se mantuvo en el 10.0% conforme se preveía.

El mercado acusó el dato con ventas inmediatas que en el caso del Ibex se alargaron hasta 100 puntos aproximadamente. Sin embargo estamos impasibles respecto del hecho de no haber alcanzado las cotas de verdadero posible giro que mantenemos en la media de 200 sesiones semanales, en los 12.269 del contado. Por lo tanto, desconfiamos profundamente de la caída posterior al dato y es probable que la cotización y estructura de muy corto plazo se rearme en las próximas horas o días. En nuestro entendimiento cualquier caída sería un recorte y no estaría dicha la última palabra alcista. También es cierto que el transcurso del tiempo favorece a los alcistas porque los indicadores podrán descargar con el precio en lateral si no lo hacen cayendo el precio.

En definitiva, para seguir estando fuera y esperar cotas más altas ya para deshacer o entrar en corto. Por supuesto, los rangos se mantienen relativamente grandes como para tolerar una corrección importante, es decir, no estamos diciendo que cualquier recorte es oportunidad de entrada o que se deba tolerar correcciones importantes. La operatoria es muy casuística y variable con el correr de las horas. Pero lo dicho, si vemos gráficos semanales, no hemos llegado a objetivos.