Los cambios en la forma de impartir clase que implica la adaptación al hacen más importante que nunca la evaluación de la actividad docente

Santander, 8 de enero de 2010.

La adecuación de los estudios universitarios al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) supone cambiar la manera de impartir las clases, por tanto evaluar la de la se vuelve más importante que nunca. Para examinar esta actividad docente y mantener el nivel de excelencia la Universidad de Cantabria (UC) recurre cada cuatrimestre a encuestar a una fuente fundamental de información, los estudiantes, que completará los informes realizados por los profesores y de los responsables académicos.

El peso de la opinión de los estudiantes es grande, pero, para que pueda ser fiable y representativa, requiere que la participación sea elevada. Por ello, la UC ha emprendido una campaña que se desarrollará durante las dos próximas semanas para concienciarles y acabar con tópicos como que las valoraciones estudiantiles no sirven de nada o que los alumnos no tienen interés y no participan.

Entre otros aspectos, en las encuestas se pregunta a los universitarios por cuestiones relacionadas con la planificación de cada asignatura, las tutorías, los materiales y metodologías empleados y con el nivel de satisfacción obtenido.

Una vez procesadas las encuestas, los resultados se envían a los profesores para que conozcan la visión que sus alumnos tienen de su labor y a los responsables de la calidad de la enseñanza de los títulos -entre los que hay alumnos- que podrán utilizar dicha información para proponer acciones de mejora. Otro cambio importante derivado de la adaptación al EEES es que estas conclusiones serán un criterio determinante para que cada profesor obtenga su certificación de calidad por parte del Ministerio de Educación, ya que hasta ahora sólo se valoraba su actividad investigadora.

Garantía de calidad

Desde el curso 2007-08, desde el Vicerrectorado de Calidad e Innovación Educativa se trabaja en adecuar a las directrices europeas el Sistema de Garantía Interno de Calidad de la UC. Este Sistema consta de un conjunto de protocolos y actividades para diagnosticar la situación de cada titulación y diseñar actuaciones encaminadas a la mejora de su desarrollo y resultados (http://www.unican.es/Vicerrectorados/calidad_apoyo/calidad/sistemagarantia/).

Pero no sólo se evalúan las titulaciones y la calidad de la enseñanza y del profesorado, también la calidad de las prácticas externas y los programas de movilidad, la inserción laboral de los graduados y de la satisfacción con la formación recibida o la satisfacción y sugerencias de los otros colectivos que forman parte de la universidad (personal académico y de administración y servicios).

Así pues, se trata de implicar en la búsqueda de la calidad y la excelencia a toda la sociedad, tanto la comunidad universitaria de la UC como a la parte de la sociedad que participa desde fuera confiando a la Universidad su formación, sus proyectos y su futuro, y que tiene el derecho y la obligación de exigirle el máximo rendimiento.