UNIVERSIDAD DE LEÓN

El Consejero Delegado de las Bodegas Emilio Moro ha visitado hoy las instalaciones de la Universidad de León y se ha reunido con el Rector

Una delegación de las Bodegas Emilio Moro, encabezada por su Consejero Delegado, José Moró, ha mantenido en la mañana de hoy un encuentro con el Rector de la Universidad de León (ULE), José Ángel Hermida, en presencia del Vicerrector de Investigación, Alberto Villena, y el Director de instituto de la Viña y el de la ULE, Enrique Garzón. De forma previa la delegación visitó los laboratorios e instalaciones de la Escuela Superior y Técnica de Ingeniería Agraria (), centro que está llevando a cabo importantes trabajos de investigación en el marco de los convenios de colaboración que vinculan a las Bodegas Emilio Moro con la ULE.

El Rector ha tenido ocasión de conocer los resultados de las líneas de trabajo que se están desarrollando, alguna de ellas de carácter pionero, que son posibles gracias a la estrecha colaboración prestada desde las bodegas, y a la magnífica dotación instrumental de la ULE, que posee uno de los pocos secuenciadores de genoma con los que cuenta la universidad española.

Emilio Garzón ha explicado que el proyecto es verdaderamente pionero en nuestro país, ya que se centra en estudiar las plantas que los viveros suministran a la bodega para comprobar su estado, y aseverar que están libres de cualquier hongo o agente patógeno que podría afectar en años posteriores su desarrollo o la calidad de las uvas. El proceso es muy complejo y exige cultivos in vitro y análisis del genoma de los clones, lo que hasta ahora precisaba de más de cuarenta días, plazo que la ULE ha conseguido reducir a la cuarta parte.

Las Bodegas Emilio Moro comercializan cinco marcas diferentes, y tienen una producción anual de más de 1.700.000 botellas. Se trata de unas bodegas en expansión, con unos vinos de calidad contrastada que los expertos sitúan entre los mejores del mundo. Por ello, está interesada en que su clon de esté completamente libre de , para que las nuevas hectáreas plantadas cada año garanticen una producción de alta calidad. Los convenios de colaboración con la ULE forman parte de la política de responsabilidad social corporativa de la bodega, que se va a ver culminada en este año 2010 con la elaboración de una memoria de sostenibilidad.