El investigador Fernando Pérez Valera, perteneciente al grupo de investigación Procesos y Recursos Geológicos de la Universidad de Jaén, está participando en el Proyecto Europeo “Sysmin II: Cartografía Geotemática en la República Dominicana”, con el objetivo de realizar por primera vez la cartografía geológica de la zona de este país, que comparte con la isla de La Española.

Fernando Pérez Valera realiza desde 1998 la cartografía de la frontera con Haití, lugar donde se ha producido el . “El problema de esta isla es que la atraviesa la falla activa Enriquillo-Plantain Garden. Esta falla tiene una longitud de 1.200 km de anchura y es capaz de producir terremotos superiores a 8 en la escala de Richter”, explica el investigador. A pesar de que cuentan con este factor de riesgo, prueba de ello es que en los últimos siete años el gobierno haitiano ha realizado diversos programas del Plan Nacional de Gestión del Riesgo y Prevención de Desastres, “nunca se puede saber el momento exacto en el que se va a producir un de estas características, aunque sí podemos hacer una prevención de las áreas que son más susceptibles de sufrir un temblor de tierra”, comenta el profesor Pérez Valera.

Para tener una orientación del momento en el que se puede producir un terremoto en un lugar concreto se realiza un cálculo basado en los seísmos que se han ocasionado en la zona y que han quedado registrados en cualquier fuente histórica. “Para Haití, y en concreto para Puerto Príncipe, epicentro del último terremoto, se registraron dos de similares características, ambos en el siglo XVIII, en 1751 y 1770”, declara el profesor de geología. Además, los geólogos buscan huellas en las rocas que den muestra de movimientos de tierra, como por ejemplo arrecifes de coral o abanicos aluviales, que después quedan reflejados en la cartografía.
Este proyecto ya ha concluido su primera fase, de trabajo de campo, y desde hace un año están realizando los mapas cartográficos de la zona, que quedarán terminados durante este año.