Fotciencia es una convocatoria del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con el objetivo de acercar la ciencia a la sociedad. En esta ocasión, 678 fotografías fueron presentadas a concurso y la de José Luis Prieto resultó ganadora dentro de la categoría micro (objetos de un milímetro o menores).

Revuelto de Champiñones es el título de esta instantánea, tomada en el Instituto de Sistemas Optoelectrónicos y Microtecnología (ISOM) de la Universidad Politécnica de Madrid que tiene sus instalaciones en la ETSI de Telecomunicación. Corresponde a una estructura de cobalto que se fabricó en el propio Instituto como parte de un proyecto de investigación. “Lo curioso es, explica José Luis, que la muestra salió mal, y en vez de columnas separadas se obtuvieron estructuras del tipo de la figura. Al verla pensé que ese equilibrio que sería imposible de conseguir a tamaño real fue bastante fácil a tamaño microscópico”.

La idea de presentarse a Fotciencia2009 surgió porque el autor pensó que la fotografía representaba una estructura que la mayoría de las personas de “a pie” no podrían ni imaginar que fuera posible. “Es un ejemplo muy gráfico de una estructura que se puede sostener simplemente porque sus componentes (micro champiñones de cobalto) pesan nanogramos. Si fuesen de nuestro tamaño, la estructura colapsaría bajo su propio peso, pero en tamaño microscópico las fuerzas interatómicas (enlaces atómicos, fuerzas eléctricas, de Van der Waals, etc.) dominan, pues el peso es despreciable. Por eso, como decía en el texto que acompañaba la foto, las salamanquesas que pesan muy poco, pueden sostenerse de puntillas en el techo, gracias a las fuerzas de atracción de Van der Waals en sus dedos, sin embargo ese tipo llamado Spiderman, si pesa lo mismo que yo dudo mucho que se sostenga por los dedos”.

Para José Luis, el por qué del premio podría estar en el hecho de que la imagen captada puede llevar al público a “entender que el mundo y las fuerzas que lo gobiernan se percibe de manera diferente dependiendo de tu peso: si tu peso es muy pequeño, otras fuerzas ganan protagonismo. Es algo que experimentamos día a día (como en el ejemplo de la salamanquesa o viendo cómo un elefante nunca escala un árbol y los animales que lo hacen son siempre muy ligeros) pero que no nos paramos a pensar en ello”.

Recibir un premio siempre es motivo de satisfacción y para José Luis Prieto, “por un lado, produce alegría porque nunca había ganado nada (al menos sin pegarme mucho por ello), pero soy consciente que he tenido mucha suerte de que una muestra que salga mal me haya “concedido” una fotografía suficientemente expresiva para explicar algo de ciencia. Por otro lado, también me da satisfacción por la gente que ha luchado por levantar el ISOM, ya que sin los equipos que allí manejamos este tipo de cosas serían imposibles de fabricar o fotografiar”.