UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA

Su autora, Andrea Ollo López, es licenciada en Administración y Dirección de Empresas

Andrea Ollo López, licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la UPNA, ha analizado en su tesis doctoral la incidencia que las nuevas prácticas de organización del trabajo (NPOT) tienen en los empleados, y ha encontrado que, en términos globales, producen efectos positivos.

Su tesis doctoral “Un análisis a nivel de empleado de la incidencia y los efectos de las nuevas prácticas de organización en el trabajo”, ha estado codirigida por los profesores José Alberto Bayo Moriones y Martín Larraza Kintana, ambos del Departamento de Gestión de Empresas de la UPNA, y ha obtenido la calificación Sobresaliente cum laude. Andrea Ollo López es becaria Postdoctoral en la UPNA y en la actualidad trabaja en un proyecto sobre los sistemas de trabajo de alto rendimiento.

Entre las NPOT se encuentran la rotación o la creación de equipos autónomos de trabajo. En la literatura existe un debate sobre las consecuencias que estas prácticas tienen en los empleados. “Los detractores argumentan que el incremento del resultado empresarial se debe a que las NPOT son un simple mecanismo para incrementar la demanda de trabajo, mientras que los defensores argumentan que el efecto beneficioso sobre el resultado empresarial se debe a que las prácticas afectan positivamente al interés y el atractivo del puesto, a lo que los trabajadores responden con actitudes y comportamientos adecuados”.

Según esta investigadora, tanto los defensores como los detractores de las prácticas tienen parte de razón sobre sus consecuencias para los empleados. “Las nuevas prácticas no sólo incrementan el salario recibido por los empleados y el atractivo percibido del puesto de trabajo, sino que también tienen un efecto positivo sobre el esfuerzo que realiza el empleado. En cualquier caso, el efecto global de las NPOT sobre la satisfacción laboral es positivo”, señala tras realizar su trabajo de investigación.