Valentín Cabero Diéguez, decano de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Salamanca, ha sido galardonado con la “Alubia de oro” al Personaje Bañezano de 2009 en reconocimiento a sus méritos y proximidad continua a La Bañeza y sus comarcas. La condecoración está auspiciada por la publicación “El Adelanto Bañezano”.

En la reunión celebrada el pasado sábado, 9 de enero, por el Consejo Editorial y el director de “El Adelanto Bañezano” Valentín Cabero resultó elegido de entre las nueve candidaturas presentadas al premio. Con este nombramiento el catedrático de la Universidad se suma a una pléyade de ilustres bañezanos que trabajan, piensan y se esfuerzan por mejorar, en cuantos aspectos sea posible, la localidad de La Bañeza y los pueblos que conforman su gran comarca.

Los anteriores galardonados fueron Odón Alonso (2000), Roberto García-Calvo (2001), Juan Turiel (2002), Margarita Torres (2003), Luis Pedro Carnicero (2004), Conrado Blanco (2005), Antonio Colinas (2006), Robustiano Pollán (2007) y Martín Manceñido (2008).

Currículo de Valentín Cabero Diéguez

Doctorado en Geografía e Historia por la Universidad de Salamanca, con Premio Extraordinario y con Premio de Investigación, después de una gran labor docente, al participar muy directamente en la creación de Universidades como las de Extremadura (Cáceres) y León, es Catedrático de Geografía y Decano de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Salamanca y uno de los intelectuales que, de manera más testimonial, viva y directa -continuamente hace una gran labor de campo, en compañía de su esposa y colaboradora, la también bañezana María Teresa del Río- , se ha ocupado de La Bañeza y su comarca en sus libros, ensayos, artículos críticos, conferencias, cursos de verano y clases.
Es coordinador del Programa de Doctorado Interdepartamental de la Universidad de Salamanca y ha dirigido distintos trabajos de investigación para la obtención del título de Master en Ciencias Ambientales, además de participar en proyectos de I+D y presidir varios congresos dedicados a los cambios regionales a finales del siglo XX. Es miembro del Comité Científico y de Expertos (Scientific Technical Committe) de la Asociación de las Regiones Fronterizas de Europa, de la Comisión Ejecutiva del CEI (Centro de Estudios Ibéricos) y de la Comisión de Expertos para el Estudio de la Despoblación de las Cortes de Castilla y León.
Ha coordinado, junto con la UTAD (Universidad de Tras-os-Montes Alto Douro) un gran proyecto sobre Aprovechamiento y Valorización de los Recursos Fronterizos y ha sido director del PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales) de la Sierra de Guadarrama. Una de sus recientes colaboraciones figura en León, Palimpsesto, que ha sido elegido libro leonés del año 2009.
Es importantísima su labor intelectual y profesional de propagación de la geografía e historia de la región en diversas universidades extranjeras. De manera especial, ha sido un gran colaborador con las universidades e instituciones portuguesas (Coimbra, Guarda, “Centro de Estudios Ibéricos”, “Premio Eduardo Lourenço”, entre otras), pero también de otros países, particularmente de América Latina, a los que viaja con frecuencia, haciendo una gran labor didáctica y de programación.
Su preocupación especial por La Bañeza y su comarca y territorios han llevado a varias instituciones nacionales e internacionales a contar con su colaboración para diversos programas y planes de estudios sobre los mismos (Universidad de Salamanca, Coimbra, y Guarda; Junta de Castilla y León; Comunidad Europea; Ministerios; Universidades de Castilla y León, y otras).
A pesar de esta dilatada y difundida labor, en su constante proximidad a La Bañeza, ciudad que con discreción y humildad visita constantemente en compañía de su esposa e hijos, comenzó haciendo, desde su etapa de estudiante, un gran trabajo de campo en ella y se siente muy orgulloso de recuperar parte del archivo de la Exportadora Bañezana de los escombros.
En el ámbito académico español, probablemente sea el que, junto a al recientemente fallecido Tomás Pollán y la actual catedrática de Derecho del Trabajo en la Complutense y presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, han llevado a un más alto nivel sus méritos.