El chocolate puede ser mortal para las personas, si comen la suficiente cantidad por mucho tiempo, ya que los altos contenidos de grasa terminarán por generar enfermedades coronarias y obesidad. También puede ser mortal si una persona cae en una pileta de chocolate hirviendo, o le cae un bloque de chocolate lo suficientemente grande en la cabeza.
Pero los perros, además de morir hervidos o golpeados como las personas, tienen otra razón para morir a causa del chocolate, así como a causa del café, te, o bebidas cola.

Todas estas sustancias tienen metilxantinas, que son químicos estimulantes del Sistema Nervioso Central (SNC), de hecho son los que producen el efecto que buscamos en cada una de esos alimentos cuando los consumimos. La teobromina, por ejemplo, presente en el chocolate es una droga que relaja los músculos y nos aumenta el ritmo cardíaco. Tiene efectos similares a otras sustancias que liberamos cuando estamos enamorados, y por eso se suele asociar el chocolate con las relaciones de pareja. La cafeína, también es considerada una droga psicoactiva y estimulante del SNC. Ya hablamos de todas estas sustancias en el artículo sobre la legalización.

Sucede que los perros no pueden disfrutar de las metilxantinas como nosotros, porque tienen una tasa de metabolización demasiado lenta. Pequeñas cantidades de chocolate como una barra de 80 gramos, pueden provocar en un perro mediano vómitos, diarrea, taquicardia, temblores musculares, hiperactividad, y con unas barritas más, incluso la muerte. Un doctor dice claramente que:

La ingestión de 300 g de chocolate en un perro salchicha le provocó muerte súbita y en un perro Springer Spaniel Inglés le provocó la muerte después de 12 hs. de haber consumido 250 g de cacao casero.

Una forma de medir el potencial de toxicidad de una sustancia, es con la medida LD50, que hace referencia a la dosis que resulta letal por lo menos para el 50% de los animales con quienes se experimenta. En los perros, la cantidad LD50 de teobromina de sólo 100mg por cada kilo que pese el animal. Por lo que una barra de chocolate cocido de sólo 42 gramos, que posee 1,2% de teobromina, tiene 520 mg de la droga, lo suficiente para matar un pequeño perro de 5kg.

Esta tabla ilustra las cantidades tóxicas y potencialmente mortales de chocolate para un perro un poco más grande, de unos 11 kilogramos: 

Producto comercial
Concentración de teobromina en el producto
Cantidad tóxica para un perro de 11 kg
Chocolate cocido
1,22 %
85 g
Cacao comercial (sin endulzar)
1,89 %
55 g
Chocolate semidulce
0,463 %
225 g
Chocolate con leche
0,153 %
680 g

Como decíamos que tiene una metabolización muy lenta, los síntomas pueden aparecer luego de cinco horas de la ingesta, y no hay ningún antídoto, más que provocarles el vómito y hacerles un lavado gástrico para evitar que se siga absorbiendo.

Diferentes fuentes hablan de distintas cantidades y porcentajes, supongo que cada uno habrá matado diferentes perros para llegar a esas conclusiones, y no voy a entrar en un debate sobre la moralidad de estos experimentos que realmente desconozco.

Pero todos se mantienen en estas pequeñas cantidades. Tampoco es para preocuparse mucho si consumen accidentalmente un trocito que cayó al suelo, pero definitivamente no podemos usar chocolate para premiarlos (ya que les gusta mucho, como todas las cosas dulces), y si tenemos un perro que se come todo, mejor dejar el chocolate bien guardado. De todas maneras, si su perro se come una caja entera de bombones, recomiendo que llamen al veterinario lo más antes posible, y no intenten nada que no les diga. Y sobre todo, no se guíen al pie de la letra por lo que dice acá, porque lo escribí yo, y no soy médico ni veterinario.