En el mundo hay lugares muy sorprendentes: es muy común deslumbrarnos con imágenes increíbles de la naturaleza de National Geographic, pero cuando creemos haberlo visto todo, nos encontramos con esto, la ruta alpina Tateyama Kurobe, que en invierno se encuentra cerrada (por razones obvias) y llega a acumular unos veinte metros de nieve: el equivalente a un edificio de seis pisos. Cada verano, es “reabierta”.  

Desgraciadamente no hay mucha información en inglés o español de cómo se reabre la ruta, y no tengo la más mínima idea de japonés. Me quedé con las ganas de ver las enormes topadoras que usarán para ir comiendose la nieve y transportándola hacia atrás o los costados.

(click en la foto para agrandar)

Y en este video se puede ver un colectivo sumergiéndose en las profundidades del recorrido de 500 metros de Yuki-No-Ootami, que permanece abierto (creo que nunca fue más literal esa palabra) del 17 de abril al 31 de mayo de cada año, cuando hace el suficiente calor para que las montañas de nieve que caen del cielo no lo tapen.

Sitio oficial de Tateyama Korube Alpine Route, la ruta que recorre los Alpes japoneses, cercana a la ciudad deToyama.

En a veces nos distendemos y hablamos de estas cosas.