El comercio global registró en 2009 una baja del 12%, la mayor contracción desde 1945, año en que terminó la Segunda Guerra Mundial. Así lo informó hoy el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, en un discurso pronunciado en el Centro de Política Europea, en Bruselas.

Lamy explicó que esta caída se debió, sobre todo, a la reducción de la demanda en los países desarrollados a causa de la crisis financiera y económica internacional, sumada a la falta de crédito y el alza de aranceles y subsidios nacionales, además de las nuevas barreras no arancelarias y las medidas antidumping.

Afirmó que ante este escenario de recesión, la precisa del comercio para impulsar una reactivación.

A un año de haberse iniciado la crisis, “el sistema de comercio multilateral ha demostrado su solidez y se ha probado como un baluarte contra el proteccionismo”, dijo el titular de la OMC.

Subrayó que la recuperación requiere que los mercados internacionales se mantengan abiertos.

En este sentido, sostuvo que es imperativo para la economía concluir la Ronda de Doha con un acuerdo para el comercio internacional.