UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

El es la sustancia adictiva que más consumen los universitarios de Málaga, según se desprende de los datos obtenidos en la ‘Encuesta sobre en la población de estudiantes de la UMA 2008-09′, un proyecto de investigación llevado a cabo por la Universidad de Málaga y financiado por la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía.

Los resultados de dicha encuesta fueron presentados en el Rectorado por la vicerrectora de Bienestar Social de la UMA, Teresa Prieto; la delegada provincial de Igualdad, Amparo Bilbao, y Javier Barón, uno de los investigadores.

El trabajo se basa en una encuesta a 1.121 alumnos de primero, tercero y quinto curso de la UMA. Entre las conclusiones destaca que en el consumo de casi todos los tipos de drogas, los estudiantes universitarios están por debajo de la media andaluza y del alumnado de Secundaria. Sin embargo, en el caso del alcohol, el 57,9 por ciento de los encuestados participaron al menos una vez en un botellón durante el último mes.

Los motivos principales mencionados por los estudiantes que toman bebidas alcohólicas son, por orden de frecuencia: para animarse o divertirse, porque les gusta y para celebrar algo o integrarse socialmente.

En cuanto al consumo de drogas, el 65,5 por ciento de los estudiantes de la UMA se consideran suficientemente o perfectamente informados sobre ello, así como con los efectos asociados a las distintas sustancias y las formas de consumo. Para el 52 por ciento de los encuestados las drogas son sustancias muy peligrosas que no deberían ni probarse, frente a un 10 por ciento que considera que las drogas son un objeto de consumo como otro cualquiera, y un 3,6 por ciento que afirma que las drogas son algo que deberíamos probar.

Un dato destacable es que los alumnos de enseñanzas relacionadas con la Salud consumen menos drogas y alcohol que los del resto de las carreras.

Por su parte, el 49, 3 por ciento de los estudiantes de la UMA opina que las drogas se consumen o no, según la voluntad de cada individuo. El 13,9 por ciento afirma que si consumieran drogas, están seguros de que lo controlarían.

Por lo que se refieres a las drogas en la sociedad, un 29,9 por ciento de los alumnos de la UMA creen que es posible una sociedad sin drogas, mientras que el 38,9 por ciento opina que las drogas siempre estarán ahí, pero pueden evitarse muchos de sus problemas. Además, para un 14 por ciento las drogas son un problema que no tiene solución ninguna y para el 12 por ciento siempre ha habido drogas y hay que aprender a vivir con ella.