UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El psicólogo de la Fiscalía de Menores aseguró en la Universidad de Navarra que hay que “endurecer las penas cuando el delito se sobreexpone”

Javier Urra, psicólogo de la Fiscalía de Menores y primer Defensor del Menor en España, aseguró en la Universidad de Navarra que “el número de denuncias de padres cuyos hijos sufren (acoso cibernético) va en aumento, sobre todo de niños que se sienten acosados o ridiculizados”.

El experto afirmó que “no existen vacíos legales” en torno a estas faltas, pero que “cabe un desarrollo legislativo importante para endurecer el daño a la intimidad y al honor cuando el hecho delictivo se sobreexpone a la sociedad en general”. En este sentido comentó lo siguiente: “Si una persona agrede a otra y la ridiculiza, esta última se siente ofendida y dañada en su estima, pero, si eso queda grabado y lo ve todo el instituto, el daño es mayor, por lo que la penalización del agresor ha de ser también mayor”.

Javier Urra, que participó en el XXXVIII Seminario de Centros Educativos de la Facultad de Filosofía y Letras -cuyo tema era las nuevas formas de comunicación de la ‘generación net’-, apostó por la formación de los padres en las nuevas tecnologías: “No hace falta ser un virtuoso ni entrar en la intimidad de nuestros hijos, pero sí hay que conocerlas mínimamente para ver cómo las manejan e interpretan”. Asimismo, añadió que “hoy en día existen guías muy sencillas para afrontar esta labor”.

Por otra parte, también comentó la importancia de educar a los hijos en virtudes y valores: “Si un niño no tiene un horizonte claro ni sabe cómo responder a los dilemas éticos, cualquier instrumento le servirá para cometer hechos dañinos; más aún desde el anonimato y la sensación de impunidad que dan las nuevas tecnologías”.

Pautar el tiempo de acceso y los contenidos

Otro de los participantes en este seminario organizado por la Facultad de Filosofía y Letras fue Arturo Canalda, Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, quien también hizo hincapié en la importancia de implicar a los padres en esta tarea “No se trata de prohibir su uso, pero sí de controlar el acceso, pautando el tiempo y los contenidos que se ven”.

En las jornadas también intervinieron Juan Manuel Romero, vicepresidente de Adicciones Digitales; Hildegart González, gerente de la Asociación de Empresas de Publicidad y Comunicación de Navarra; y los profesores de la Universidad de Navarra José Luis Orihuela, director de Laboratorio de Comunicación Multimedia; Charo Sádaba, directora del departamento de Empresa Informativa; y Belén Ochoa, profesora del departamento de Educación del centro académico.