Día muy complicado como lo dijimos ni bien empezar la jordada. La apertura alcista sorprendió, ya que los futuros no venían tan alcistas hasta poco antes de la misma. Y la apertura por encima de 10.540 nos parecía buena y la caída posterior un patinaso para recuperar e ir a 10.660 que era nuestro objetivo para sí luego volver a cerrar el huevo dejado ayer, pero pasaron los minutos y las horas y era claro que iríamos a 10.275 directamente a cerrar el hueco. Desde allí un gran rebote a 10.420 aprox. y luego un goteo que terminó rompiendo la directriz del perfecto canal alcsita que se había formado, ahora insostenible. La única buena es que el recorte llegó hasta el exacto 61,8 % de la subida previa y sobr el final hubo una buena recuperacion y la mala es que no se formó ninguna divergencia alcista, lo que es preocupante porque no hay plafón cierto para rebotar.

Asimismo, cerramos en plena media de 200 a 15 miuntos en el contado y un par de puntos por debajo de la misma en el futuro. El día pidió liquidez a cierre por la incertidumbre que se ciñe sobre el mercado, técnicamente hablando. Solo confirmaríamos la posibilidad que estaba en nuestra mente, de ir a 11.200 superando los máximos de hoy pero si caemos este viernes, los 9.900 podrían no aguantar. Los mínimos de hoy son muy importantes. Seguramente aumentará mucho la volatilidad.

El que esté en marcado y largo, está a la buena de Dios en estos momentos. El que esté corto, no está confirmado. En definitiva, un problema que el cierre no nos aclara. Estamos en alerta.