“In extremis”, pero nunca puesto en duda en nuestro fuero íntimo. La estructura del Ibex solicitaba rebotar en la directriz alcista (mínimos de hoy) y comenzar a subir. Sorprendentemente, como pocas veces antes, dando tanto aviso y pistas, en gráfcios horarios vemos que se superó la directriz bajista que nos acompañaba desde los 12.240, es decir, rompimos canal bajista. El rebote está servido en bandeja de plata.

El se encontraba en los 10.200 al cerrar el Ibex en subasta.