Día muy volatil, con muchos cambios de sentido y mucho más dificil de lo que parecía. Falsas señales y ninguna divergencia alcista para determinar la imponente subida del final de la sesión. Se superan las medias diaria de 20 y de 100 a dos horas. El rebote vive, sin perjuicio de eventuales recortes. Por el lado negativo no pude descartarse una cuña en este movimiento. Como todo rebote, es dificil de domar pero seguimos con sesgo alcista que podría durar dos semanas más de un trámite muy trabado.

El se encontraba en los 10.410 cuando cerraba el futuro de marzo en unos espectaculares 10.682.