Este sí que fue un día dificil. Nos frenaba la media de 20 horaria, que provocó un goteo hasta generar mucha sobreventa, pero aún así se siguió cayendo y al perderse los 10.150 todo podía suceder. Posteriormente pérdida de los 10.080 y una gran jugada de las manos fuertes sacando a todos los pequeños del mercado y solo para eso, ya que luego se recuperaba el nivel dejándose una gran divergencia alcista horaria que debería funcionar a partir de mañana, cerrándose en 10.130 el futuro y 10.126 el contado.

El rebote, lo dijimos, va a ser muy dificil para el pequeño inversor y exigirá stops amplios y recogidas pequeñas. Pero estimo que hay que ser fiel a las ideas: estamos en un rebote de la caida 12.240 – 9.900 y el mismo debe desarrollarse en muchos más jornadas de las que protagonizaron las caídas (25), el doble, el triple, o incluso algunas más. Por lo tanto, esta es la mecánica por un par de meses más. Hay que acostumbrarse. El rango es 9.900 – 11.000.

Los grandes valores dejaron velas de indecisión (Telefónmica, Santander y Repsol), otros un doble suelo (Iberdrola) y el BBVA un nuevo mínimo respecto de los del 5 de febrero por segundo día consecutivo, que viene muy pero muy mal.

Por lo tanto, seguimos con nuestra idea de un lateral alcista, mas lateral que alcista, pero que en forma inminente debería desplegar otra onda al alza, esperemos, hasta 10.820 aprox. De no tener una apertura alcista mañana, habría posibilidad de ir a buscar un doble suelo en 9.900, figura que sin embargo descartamos porque sería una figura demasiado fuerte para la fase en la que estamos.