UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

La demanda en la Universidad Pablo de Olavide para cursar estudios en universidades europeas ha supuesto un incremento del 67 por ciento con respecto al curso pasado, superando las mil solicitudes. Esto supone que uno de cada diez estudiantes matriculados en la UPO tiene intención de realizar estancias académicas en Europa.

El pasado viernes 29 de enero finalizó el plazo para que, mediante solicitud online (www.upo.es/oric), los estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide que tengan superados un mínimo de 60 créditos de sus estudios (a excepción de los estudiantes de Traducción e Interpretación y los estudiantes de titulaciones de segundo ciclo y Programas Oficiales de Postgrado, que no están sujetos a ese requisito), pudieran optar a una de las 605 plazas que la institución académica oferta en el marco del programa , para realizar estancias académicas con pleno reconocimiento de los estudios cursados en alguna de las 170 instituciones de Educación Superior de 24 países con las que la UPO tiene suscritos acuerdos para tal fin. La oferta de plazas también representa un incremento del 20 por ciento con respecto a la del pasado año y en valores relativos (plazas ofertadas respecto a total de alumnos), es la más alta de Andalucía.

Las consolidación de las condiciones económicas de las ayudas, donde es determinante la aportación de la Junta de Andalucía, la conciencia de la absoluta necesidad de completar su formación en el extranjero, y la influencia del nuevo modelo europeo de educación superior, podrían considerarse los incentivos principales que han motivado el espectacular incremento de solicitudes que, al superar las 1.000, no sólo supone un incremento del 67 por ciento con respecto a las solicitudes del curso anterior, sino que se traduce en que uno de cada diez estudiantes matriculados en la UPO manifiesta de forma concreta su deseo de realizar estancias académicas en Europa.

Por centros, la facultad que mayor volumen de movilidad ha ofertado es la de Humanidades, donde se aprecia el peso de la Licenciatura de Traducción e Interpretación, con un 26% del 35% que supone el total de la facultad. Le sigue la Facultad de Ciencias Empresariales con un 22%, la de Derecho con un 15%, las facultades de Ciencias Sociales y de Ciencias Experimentales con un 8% cada una de ellas, y las más jóvenes Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (6%) y Escuela Politécnica Superior (2%). El 4% restante son el peso correspondiente a postgrado.

Por países, Francia es el destino más ofertado con 186 plazas (19 más que el curso anterior), seguida de Alemania con 100 (6 más) e Italia también con 100 (20 más). En un segundo grupo se incardinan las plazas ofertadas en Bélgica (30), Portugal (28), Polonia (26) y Reino Unido (23). Por debajo de la veintena de plazas están Paises Bajos (15), Finlandia (14), Austria (13), Dinamarca (12), Chequia (11), Suecia (10), Grecia, Irlanda y Chipre (4). Finalmente, y en relación con los países de reciente incorporación a la Unión y otros en situación de relación preferente, la política de convenios promovida por la UPO ha dado como resultado además de las ofertas reseñadas en Polonia y Chequia, opciones de destino en Eslovaquia (5), Lituania (4), Hungría (4), Eslovenia (4), Rumanía, Bulgaria, Suiza y Turquía (2),
De las 605 plazas ofertadas, 22 tienen como destinatarios a estudiantes de 4 programas de postgrado de la UPO (“Europa, el Mundo Mediterráneo y su difusión Atlántica”, “Ciencias Sociales desde una perspectiva ambiental”, “Desigualdades e Intervención Social”, y “Migración Interculturalidad y Desarrollo Local”).

Los estudiantes que resulten finalmente seleccionados tienen garantizada una ayuda de, al menos, 600 euros mensuales, que será de al menos 900 para aquellos que durante el presente curso académico sean beneficiarios de una beca del Ministerio.

La totalidad de los alumnos que participen en el programa, subscribirán, con carácter previo a su salida, un ‘contrato de estudios’ con el que la UPO les garantiza el reconocimiento académico de las materias cursadas en destino según los términos establecidos en dicho acuerdo, un modelo que ya se aplica por las autoridades académicas de la UPO a todos los programas de movilidad académica internacional que promociona la Institución.

Esta oferta académica, junto con la del resto de programas que se lanzarán próximamente, no sólo pone de manifiesto el esfuerzo de la UPO por promover la internacionalización de su oferta educativa y de la formación de sus estudiantes, sino que aproxima a la Universidad sevillana al objetivo del 10% del total de estudiantes participando en movilidad internacional, fijado en su recientemente aprobado Plan Estratégico.