UNIVERSIDAD DE MONDRAGÓN

La Facultad de Empresariales de Mondragon Unibertsitatea recibirá hoy por parte de la directora de Emakunde-Instituto Vasco de la Mujer, María Silvestre, el certificado que le acredita como “Entidad Colaboradora en de Oportunidades de Hombres y Mujeres”. Se trata de un a las entidades que se comprometen a avanzar decididamente en la igualdad de sus trabajadoras y trabajadores, con el que Emakunde incentiva iniciativas que surjan en el ámbito socio-laboral a favor de la igualdad de oportunidades. En el caso de la Facultad de Empresariales de Mondragon Unibertsitatea, esta certificación se basa en el Plan de Igualdad que ha desarrollado el centro, y que la ha convertido en la primera universidad del País Vasco en llevar a cabo un Plan de Igualdad. El acto de entrega del certificado tendrá lugar mañana a las once de la mañana en la sede de Emakunde en Vitoria.

Entre las razones que han contribuido al desarrollo de un Plan de Igualdad han sido la estrecha relación de la Facultad de Empresariales con el mundo empresarial y un interés por conocer la situación de género de la propia Facultad. Además, según destacan el equipo responsable de la puesta en marcha de este plan, en Mondragon Unibertsitatea, “es muy importante educar en igualdad a aquellas personas que estamos formando en la Universidad y que serán quienes lideren nuestras empresas y cooperativas”.

Objetivos del Plan

Una de las claves del compromiso de la Facultad con este Plan ha sido la alta participación de la plantilla universitaria en el mismo, -un 50%-. Tras realizar un diagnóstico de la situación en la Facultad a lo largo de 2009, e identificar las áreas a mejorar, se ha definido un Plan de Acción, y ahora están inmersos en la implantación de las medidas de igualdad que se desarrollarán a lo largo de este y el próximo año. El reconocimiento de Emakunde servirá para afianzar el compromiso de Mondragon Unibertsitatea con la igualdad de oportunidades y poner en marcha las distintas iniciativas durante los próximos dos años.

En concreto, existen cuatro áreas de mejora en las que se está trabajando:

1/ La sensibilización y formación sobre igualdad, de la plantilla respecto a la igualdad entre mujeres y hombres, con la creación de un blog y una guía para el uso de un lenguaje basado en la igualdad.

2/ Los procesos de gestión, impulsando sistemas no discriminatorios y la presencia de la mujer en los órganos de gestión, y donde una de las líneas de actuación es la conciliación de la vida laboral, personal y familiar

3/ La comunicación escrita y visual, concienciando de una utilización no sexista del lenguaje a través de distintos folletos

4/ La incorporación de la perspectiva de género en productos y actividades de apoyo

Entre las acciones a implantar destacan las referidas a la formación específica sobre igualdad y género tanto a la plantilla como al alumnado, la investigación sobre la participación de las mujeres en las cooperativas y el fomento del uso de un lenguaje inclusivo en el aula y en los materiales didácticos.