UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Endesa, a través de sus fundaciones, continúa de manera activa iluminando el patrimonio histórico y de interés artístico tanto en España como en aquellos otros países en los que está presente. En este contexto, José Antonio Gutiérrez, director general de la , e Ignacio Jiménez Raneda, rector de la Universidad de Alicante inauguran mañana, día 18 de febrero, los trabajos de iluminación de la fachada exterior del Museo de la Universidad de Alicante (MUA) de la que, hasta ahora, carecía. El acto de inauguración del alumbrado tendrá lugar a las 19 horas y contará además de con las personalidades citadas, con la presencia de la vicerrectora de Extensión Universitaria, Josefina Bueno y del director del MUA, Mauro Hernández, que estarán a disposición de los medios que deseen entrevistarles.

El MUA es uno de los edificios más emblemáticos de la Universidad de Alicante. Referente arquitectónico del siglo XX, fue inaugurado a finales de 1999 y está dedicado principalmente al arte contemporáneo, aunque siempre dentro de los parámetros de investigación, producción, conservación, documentación, difusión y didáctica del arte contemporáneo, así como de exhibición de los resultados de la ciencia y la investigación que se genera dentro de la propia universidad. Los fondos propios del museo universitario cuentan con una importante colección, una parte de la cual se exhibe de forma permanente y completa las apuestas temporales que se muestran en las otras cinco salas, la 365, la Altamira, las dos Naias y la Eusebio Sempere.
Las obras de iluminación, en líneas generales, han consistido en la colocación de veinte iluminarias empotradas en suelo, y otros trabajos de cableado y canalización, lo que ha supuesto una inversión de unos 50.000 euros sufragados en su totalidad por la Fundación Endesa.

Fundación Endesa

La Fundación Endesa se constituyó en 1998, tras un acuerdo alcanzado por la Junta General de Accionistas de la Compañía. Nació con el objetivo de integrar, gestionar y dar mayor cohesión a las actividades de patrocinio y mecenazgo que hasta entonces realizaba Endesa y sus empresas participadas. En cumplimiento del primero de sus fines fundacionales, dedica una parte significativa de sus recursos a la iluminación de los bienes del patrimonio histórico-artístico español, o de los países en los que Endesa o sus empresas participadas están presentes. Como quiera que la mayor parte de este patrimonio pertenece o es gestionado por la Iglesia, desde 1998 se han ido suscribiendo convenios con la Conferencia Episcopal Española para la iluminación del patrimonio arquitectónico bajo su responsabilidad.

Paralelamente a la iluminación de la arquitectura religiosa, la Fundación Endesa ha desarrollado también programas de iluminación de edificios de carácter civil como el que ahora se inaugura. De este modo se ponen en valor aquellas construcciones particularmente notables dentro del marco de los conjuntos urbanísticos que las acogen. Y ello a través de acciones de mecenazgo respaldadas por acuerdos con las autoridades y responsables locales.

De la misma manera que se ha procedido a iluminar el Patrimonio Histórico-Artístico de España, la fundación ha acometido la misma labor en Iberoamérica, junto con las empresas participadas por Endesa en aquellos países. Para ello ha ido suscribiendo convenios con las Conferencias Episcopales de Chile, Colombia y Perú, donde también una parte notable de este patrimonio pertenece o está gestionado por la Iglesia.

También ha adquirido especial importancia la iluminación de los edificios de carácter civil fuera de España. Esta actividad de patrocinio permite resaltar las distintas identidades culturales e históricas de las comunidades en que se enclava cada edificación, a la vez que se ponen de manifiesto los lazos de unión entre estas diferentes culturas.

Cada iluminación es objeto de un detallado estudio y se lleva a cabo siguiendo un proyecto elaborado por profesionales, tanto del ámbito técnico lumínico, como del ámbito artístico y arquitectónico, para lograr la finalidad buscada en cada caso. Ya sea para apoyar la celebración de actos litúrgicos, para resaltar las características arquitectónicas del edificio o para realzar los elementos artísticos de mayor importancia.