UNIVERSITAT JAUME I

Los expertos que han participado hoy en la mesa sobre “: una visión sobre la solidaridad” han reinvindicado que la transmisión de valores éticos comience a fomentarse desde edades muy tempranas. Así como iniciativas más concretas de participación entre la Universitat, sus alumnos y las asociaciones. Todos han incidido en fomentar la formación y la investigación, pero sobre todo la participación.

Durante la sesión se han abordado diversas temáticas desde la premisa que la integración social es necesaria para construir un mejor Castellón 2020. Así pues, cada asociación ha descrito sus objetivos y sus propuestas para poder configurar un futuro más óptimo para todos.

La mayoría de asociaciones participantes de la mesa mantienen un estrecho vínculo con la Universitat Jaume I, mediante el programa UJI-Voluntaria, que ofrece la posibilidad a toda la comunidad universitaria de poder participar activamente en la consecución de una sociedad más justa y poder ayudar a aquellas personas o colectivos más necesitados.

Los proyectos de investigación de la universidad junto a la participación de los voluntarios contribuyen a mejorar la calidad de vida de aquellas personas que se encuentran en fase de integración y además les ayudan a entender la realidad social actual.

La mesa redonda ha estado moderada por Carmen Lázaro, directora académica de la Oficina de Cooperación al Desarrollo y Solidaridad y ha contado con la participación de Celia Bautista Laso, subdirectora de Tratamiento del Centro Penitenciario de Castellón I; Juan Manuel Enrich Marín, delegado de Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón; Javier Julve, técnico de Inserción Laboral en el Departamento de Formación y Empleo de la Fundación Síndrome de Down; Flores Higueras Parra, vicepresidenta provincial de Cruz Roja; y Francisco Escudero, de la Fundación de Secretariado Gitano.