UNIVERSIDAD DE SEVILLA

– La US mantiene el reconocimiento de 11 campos de investigación como de alto impacto internacional de los 22 posibles

En 2008 los fondos de investigación captados por la Universidad de Sevilla desde diversas fuentes crecieron un 22% respecto de 2007, alcanzando los 77 millones de euros. Las dos terceras partes de estos fondos se captaron en convocatorias competitivas, fundamentalmente públicas (Ministerio de Ciencia e Innovación, Unión Europea, Junta de Andalucía).

Estos datos, pertenecientes a la Memoria de Investigación 2008/2009 que ha sido presentada esta mañana por el vicerrector Investigación, Manuel García León, consolidan a la Universidad de Sevilla entre las siete primeras universidades españolas en captación de fondos públicos y como la primera de Andalucía. El campus de la US concentra una infraestructura científico-tecnológica de primer orden, probablemente la más amplia de España. Por ahora es el único campus universitario que incluye una ICTS (Centro Nacional de Aceleradores).

La Memoria de Investigación de la Universidad de Sevilla relativa a 2008 recoge que el número de documentos publicados por sus investigadores – incluyendo libros, capítulos de libros, revistas y aportaciones de congresos- fue de 7.479, lo que supone un aumento del 11% respecto del año anterior. Del mismo modo, el volumen de la llamada producción científica de calidad; es decir, las publicaciones recogidas en la base de datos ISI (Institute for Scientific Information) o indexadas, aumentó alrededor de un 10% respecto de 2007.

Además, la Universidad de Sevilla mantiene el reconocimiento de 11 campos de investigación como de alto impacto internacional de los 22 posibles que recoge la base de datos ESI (Essential Science Indicators). Los campos son: Química, Física, Biología y Bioquímica. Ingeniería, Medicina Clínica, Microbiología, Ciencias de las Plantas y Animales; Ciencias de la Agricultura, Matemáticas, Medioambiente y Ecología.

La posición de la Universidad de Sevilla en lo que se refiere a transferencia de tecnología es muy fuerte en el ámbito nacional. Un indicador de ello son los fondos captados por financiación contratada que alcanzaron los 22.500.000 € en 2008. La relevancia de la transferencia lo corrobora el hecho de que el número total de patentes registradas en 2008 fue de 48, lo que significa un aumento de más del 30% respecto a 2007.

En ese sentido la Universidad de Sevilla ocupa el tercer lugar en el ranking de universidades españolas en cartera de patentes obtenidas en los últimos ocho años. Ello da idea de la capacidad de nuestra institución de concretar sus resultados y adaptarse a la demanda de la industria.

Por otra parte en el año 2008 se produjeron 10 iniciativas de creación de Empresas de Base Tecnológica (EBT), surgidas de las líneas de investigación de los grupos de la Universidad Sevilla. Dos de ellas están ya en pleno funcionamiento.

La Universidad de Sevilla cuenta con 2.253 profesores funcionarios, 2.055 profesores contratados y 1.883 investigadores vinculados a la misma a través de distintas modalidades de contratos o becas de formación. Buena parte de ese personal se organiza en los 361 Grupos de Investigación financiados en 2008 por el PAIDI (Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación).

La Universidad de Sevilla dispone de 14 Servicios Generales de Investigación que contienen infraestructura científica al servicio de sus grupos, los de otras universidades y de organismos y empresas externas. Éstos se alojan en el CITIUS u otras dependencias externas como el Centro de Experimentación Animal. La Universidad de Sevilla participa en nueve Centros Mixtos de Investigación junto con otras instituciones.

Con sede en la Universidad de Sevilla hay tres Institutos del Plan Andaluz de Investigación: Instituto de Energías Renovables, Centro de Metrología y Láseres e Instituto de Automática y Robótica.

En 2008 se aplicó por primera vez el IV Plan Propio de Investigación de la Universidad de Sevilla. Los recursos superaron los 3.000.000 € y se concedieron más de 200 ayudas.