UNIVERSIDAD DE NAVARRA

El ejercicio sirvió como prueba final para los 50 alumnos de un curso de emergencias y primeros auxilios

Más de 250 personas participaron ayer miércoles, 24 de febrero, en un simulacro de evacuación en el Campus de la Universidad Pública de Navarra. Este ejercicio, que contó con la colaboración de distintos dispositivos de emergencia de Tudela, consistió en una actuación de emergencia en la que se simuló la explosión en un laboratorio de química. Los miembros de la comunidad universitaria fueron desalojados del edificio y al campus acudieron operativos de emergencia de Bomberos, Protección Civil, Policía Foral, Policía Municipal de Tudela, Cruz Roja, Policía Nacional y Guardia Civil. En el aparcamiento se instaló un hospital de campaña en el que se atendió a un grupo de heridos simulados.

Con este ejercicio práctico, concluyó un curso de emergencias y primeros auxilios que se ha impartido en estos últimos meses en el campus de la Universidad Pública de Navarra en Tudela. El medio centenar de alumnos inscritos en este curso se encargó de realizar labores relacionadas con los conocimientos adquiridos y ayudaron a las asistencias que acudieron al campus.

Este curso estaba dirigido a toda la comunidad universitaria (alumnos, profesores y personal de administración y servicios) y tenía como objetivo capacitar a los participantes para realizar una intervención inicial en emergencia, tanto en primeros auxilios como en incendios o evacuación.

Esta actividad ha constado de tres módulos, el primero de los cuales se centró en nociones básicas sobre emergencias y fue impartido por Tomás Ballesteros, profesor asociado del Área de Expresión Gráfica en Ingeniería, y por personal de Bomberos de Navarra. En concreto, se ofrecieron conocimientos sobre prevención y extinción de incendios, identificación de agentes químicos, y organización de equipos de emergencia. Todo ello se completó con prácticas sobre extinción de incendios.

El segundo módulo tenía como objetivo que los participantes adquieran conocimientos sobre primeros auxilios. Esta parte fue impartida por José Ignacio Niubo, profeso asociado del Área de Fisioterapia, con la colaboración de personal de Protección Civil de Tudela. En este caso, los alumnos pudieron conocer las normas básicas del socorrista, una breve historia sobre el Soporte Vital Básico, e hicieron prácticas con muñecos simulados o con material de emergencia.

Este curso ha contado con la participación de estudiantes, que han obtenido un crédito de libre configuración, de profesores y de personal de administración y servicios.