UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Jesús Martínez de Rioja participó en un del Máster en Gobierno y Cultura de las Organizaciones

Pamplona, 18 de febrero. Jesús Martínez de Rioja, director del diario Expansión, impartió una conferencia a los alumnos del Máster en Gobierno y Cultura de las Organizaciones de la Universidad de Navarra. “Soy optimista. Confío en el sistema privado, porque creo que sólo las serán capaces de sacarnos de esta económica y no unas ”, afirmó.

Durante el coloquio con los alumnos del posgrado, Martínez de Rioja abordó la situación económica actual. “El primer deber que tiene pendiente la economía española es el de generar empleo. La crisis actual está poniendo de manifiesto la necesidad de unas reformas importantes”. Asimismo, destacó que “se ha llevado a cabo una política de endeudamiento que sólo ha servido para hipotecar el futuro de una generación más”.

Conflictos entre accionistas y gestores

En su intervención, el director de Expansión detalló, a la luz de la coyuntura actual, las dos grandes áreas de conflicto dentro de las empresas: el que se produce entre accionistas y gestores, y el que surge entre pequeños y grandes accionistas.

“En EE. UU. es el capital el que manda en las empresas: son los accionistas los que toman las decisiones y los directivos las ponen en marcha. Aquí en España, sin embargo, no ocurre así. La actitud habitual de los gestores es la de sentirse propietarios de las empresas que dirigen”, afirmó Jesús Martínez de Rioja. “Un asunto que siempre ha sido bastante polémico por su opacidad es el de las retribuciones. Lo normal es que la Junta de Accionistas las apruebe a año pasado y muchas veces los ejecutivos de una compañía cobran bonus por el simple hecho de lograr los objetivos marcados en su plan empresarial. Esto supone una frecuente confrontación entre directivos y accionistas”.

Otra fuente de conflicto, según Martínez de Rioja, son las indemnizaciones por cese que reciben los altos ejecutivos: “Ante la poca transparencia que existe a la hora de establecer estas compensaciones, muchas fijadas mediante un acuerdo previo, lo ideal sería que un perito externo valorase el trabajo realizado por el directivo, con tiempo suficiente y aportando la documentación necesaria para que los accionistas pudiesen fijar una indemnización más ajustada a la realidad”.

Por último, el director de Expansión se lamentó por el escaso cumplimiento que en las compañías se da a los Códigos de Buen Gobierno e hizo un llamamiento a la responsabilidad de los empresarios como “élite de la sociedad y referente para la juventud”. “La sobriedad y la justicia -indicó- han de caracterizar tanto su gestión como su estilo de vida”.